Ni revolución ni gaitas.-

Me escribe algún lector para decirme que estoy manteniendo en mis post una actitud de “derechas” frente a las manifestaciones que se están produciendo en toda España y que no veo que estamos en el inicio de una revolución.

Pues bien como puede que alguno otro piense lo mismo me veo en caso de aclarar que no me siento ni de derecha ni de izquierdas ni todo lo contrario, soy un observador de lo que ocurre y escribo lo que se me ocurre sobre lo que veo.

Mi opinión sobre lo que esta ocurriendo en estos días ya la di en Mayo de este año y se puede leer en ( http://www.eugeniodelacruz.com/?p=1457 ) y no cambio ahora ni una coma de lo que ya escribí en aquel entonces. Decir que estamos ante una revolución porque un grupo de 5 0 6 mil personas se manifiesten  en la España actual es una visión muy corta de lo que esta ocurriendo realmente.

Entiendo que haya gente que confunda lo que esta ocurriendo en el norte de África con lo que esta ocurriendo en el continente europeo y con lo que esta pasado en España. Y eso ocurre porque básicamente su información se nutre de imágenes de la televisión, donde todos los gatos parecen pardos.

Ver las manifestaciones de Libia o de Egipto, con los consiguientes cambios de gobierno que en algún caso ha causado, no supone que porque existan manifestaciones en Madrid se pueda tirar fuera el gobierno de Mariano Rajoy y mucho menos iniciar un proceso constituyente, como se pedía en la ultima manifestación de ayer tarde en la madrileña plaza de Necturno.

En primer lugar diere que la llamada “primavera árabe”, invento periodístico donde los haya, no es un movimiento social liberador del oprimido pueblo árabe que por allí habita sino todo lo contrario es un movimiento social que pretende la vuelta a las leyes religiosa mas retrogodas que existe, la llamadasharia , donde por cierto las mujeres no sale demasiado bien paradas.

Así que siendo cierto que  allí se manifiestan y se dan de golpes con los policías, también lo es que se hace por  motivos bien distintos de los de aquí.

En Europa o en América, y por lo tanto en España, hay desde siempre movimientos antisistema, digo movimientos porque el abanico de ideologías que los sostiene son varios pues los hay de carácter o espectro anarquista, comunista, fascista, ecologista, anticapitalista, y un largo etcétera. Y los ha habido desde que tengo uso de razón, y son  las canteras de los grupo terroristas como el Grapo en España, Bandera roja en Venezuela,  Montoneros en Argentina o del Ejercito Simbiotico de Liberación de Estados Unidos.

En los últimos años han proliferado en Cataluña los movimientos antisistema okupas de naturaleza anarquista, cuya acción mas relevante fue la toma del antiguo edificio de Banesto en Barcelona. Cuya organización creció bajo el gobierno del tripartito que fue acusado por los sindicatos policiales catalanes que connivencia con los mismos.

El uso de las manifestaciones callejeras  para hacer cambiar la opinión pública en favor de unas determinadas “consignas”  o ideas es un producto típico adscripto a la denominada «sociedad de masas», que fue descripto y estudiado por el pionero de la ciencia electoral George Gallup y que se trata de utilizan los sondeos para conocer la opinión pública sobre cuestiones de interés como los índices de desempleo, mercado y de criminalidad entre otros indicadores sociales y económicos, para a continuación crear las campañas electorales o cualquier otra cosa como vender un detergente.

La mera observación de los declarados objetivos de las movilizaciones de los últimos meses, e incluso de como la prensa mas beligerante con el gobierno las ha tratado, nos da las claves de cuales son los verdaderos motivos de fondo que están de tras de las mismas. Así pues que de todas ellas la idea final solo es que el gobierno lo esta haciendo mal, que debe de dimitir y que hay que cambiar de política.

Evidentemente ese clima de opinión solo favorece a las fuerzas políticas de izquierdas que son las que se presentan como alternativa al actual gobierno.

Yo me pregunto porque en vez de hacer manifestaciones para rodear a los parlamentarios y pedir la apertura de un proceso constituyente, lo que es una quimera mayor que pedir la independencia de Cataluña, no se hace una manifestación para pedir cambios en la ley electoral para evitar el control de los diputados por parte de los partidos políticos, lo que se llama sistema de listas abiertas, y ya de paso se recogen las 500.000 firmas necesarias para que  se tramite como iniciativa legislativa. Eso si seria un cambio importante en el sistema electoral español.

El por qué no se hace así es muy sencillo, es porque solo se quiere  la manipulación de la opinión pública no el cambio del sistema por parte de quienes están en el origen de todos estos tumultos.

Así pues estamos asistiendo, en algunos casos en directo por la TV, a como se manipula la opinión publica no a una revolución como algunos ilusos se han llegado a creer.

Dejar un comentario?

0 Comentarios.

Deje un comentario


NOTA - Puede usar estosHTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>