Archivos Mensuales: abril 2011

Elecciones Anticipadas: ni habrá ni se las espera.

La próxima celebración de elecciones municipales en toda España y  de elecciones autonómicas en la mayoría de comunidades, junto a los resultado de las encuestas que dan mayoría a el Partido Popular en tales comicios, ha desatado una especie de “furor uterino” (forma de llamar antiguamente a la hipersexualidad en la especie humana) entre los comentaristas políticos y tertulianos de todos los foros al uso. En todos se afirma, en algunos rotunamente, que después de las elecciones locales (las municipales y autonómicas lo son) habrá convocatoria de elecciones generales anticipadas, pues como es sabido la convocatoria legal es  para dentro de un año.

Mi humilde opinión es que no, que no habrá elecciones anticipadas, no porque no sería necesario tal convocatoria si no porque quien puede convocarlas no lo va efectuar.

Pienso, y aquí coincido con mi paisano Pepe Blanco, ayer iletrado en Caldas y hoy ministro en Madrid, que las encuestas no rellenan los puestos a cubrir, que debemos esperar a tener los resultados finales de las elecciones locales antes de hacer cábalas. Y lo pienso, no porque conozca a un candidato socialista a ser alcalde en su pueblo que merece serlo, que ciertamente conozco.

Lo pienso porque primeramente y  tradicionalmente la formula de autodefensa del pueblo contra los políticos, que como las meigas los ha habido siempre, es precisamente la argucia de votar a nivel local  de modo contrario a lo que se vota en las generales, para así compensar fuerzas y evitar lo que se llama: el poder monocolor. Y luego porque para las elecciones generales las motivaciones del voto son distintas y están muy influenciado por elementos que van mas allá de la razonabilidad y  “sesura” que deberían de tener estas cosas.

Las gentes votan mas con el sentimiento que con la cabeza y esto por lo general es malo. No diré yo lo que dice cierto amigo mío notario  de que la democracia es el peor sistema de gobierno que existe porque su voto, de  notario y  numero uno de su oposición, vale lo mismo que el voto de un señora histérica o el voto de un borracho desahuciado, dice él. Pero si reconoceré que las tendencias de “voto no confesado” (se denomina así al votante que no dice su verdadera opción política al encuestador y se estima que es un 20 por ciento de los encuestados)  no salen en las encuestas y que a la hora de votar la gente vota influenciada por elementos poco lógicos como son el miedo, la admiración, la antipatía, la solidaridad o el simple llevar la contraria. No  hay que olvidar la influencia que tiene en la tendencia del voto final los acontecimientos de última hora, los escándalos políticos y algún tipo de noticias. En este sentido recordare que el atentado de los trenes en Madrid propicio un cambio en la tendencia de voto sobre unos 500.000 votantes en toda España (el 1,4 por ciento del total del censo de electores) , lo que hizo que Zapatero, derrotado en las encuestas, saliera elegido presidente y Rajoy , vencedor en las encuetas, saliera derrotado.

Pero hay más. El resultado electoral a favor en votos directos no es garantía de salir luego presidente del gobierno, porque esos votos se traducen en número de escaños en el parlamento español y ahí puede darse el mismo caso que ocurrió en Baleares en el año 2007 en que el hoy presunto delincuente Jaume Matas saco el 47 por ciento de los votos y no salió elegido presidente sino que el elegido fue el venezolano Antich, que tuvo el 28 por ciento de los votos directos.

Y ya lo dice el refrán, no hay que vender la piel del oso antes de cazarlo, que es el defecto de muchos, entre los que se cuentan los comentaristas políticos y de algún que otro político.   Y mucho menos si la estrategia de José Luis Rodríguez Zapatero ya está al descubierto.

Los números de ZP, sobre los que comente ya aquí, son claros, pueden resultar inauditos pero son legales, y en ellos no entran unas elecciones anticipadas, entre otras cosas porque el partido en el poder no tiene un candidato que vender al electorado.

La actual situación económica va a continuar un año más, pero no porque ZP no anticipe elecciones. La crisis es mundial  y los mercados mandan más que los gobiernos, así que mientras esto de la economía no acabe de estabilizarse, para bien o para mal,  al resto de los mortales solo nos queda, como se dice en más castizo, al agua y el ajo, esto es  el aguantarnos y el  jodernos,.

Al  PP , tampoco creo que le interesan las elecciones anticipadas, pues piensan y con razón, que los  “marrones” de medidas económicas anti sociales que exigen los mercados internacionales mejor que se los coman los del PSOE que no ellos.

Por lo tanto, lo dicho: de elecciones anticipadas, más bien va ser que NO.

Este analista económico del video que a continuación se puede reproducir explica eso de la crisis mundial muy bien así que recomiendo escucharlo.

Un cuento chino

En nuestro acervo cultural hemos entendido la expresión “un cuento chino” como equivalente a una historia increíble, llena de falsedades y embaucadora que se creen solo los cándidos e inexpertos. Ahora que los chinos se han puesto de moda de modo  que te los encuentras en cualquier esquina con un baratillo o quincalla, pronto igualmente habrá un bar de chinos en cualquier esquina pues  en ese  sector han puesto ahora sus miras., creo que es el momento de contarles lo que alguno parecerá un autentico cuento chino, pero que me temo es una autentica realidad.

Lo chinos son gentes ordenadas y cumplidoras, que pagan al contado y que trabajan de sol a sol con una sonrisa en su cara, como si de un tic se tratara.

Ahora hasta el ínclito ZP se ha enamorado de los chinos, que lo trataron como un rey en su último viaje por sus lares, dándose eso que gusta tanto a los que están en el poder y  que se llama un “baño de multitudes” .

Tradicionalmente los chinos han vivido de espaldas a el resto del mundo, ya he referido aquí  la historia de porque los chinos habiendo descubierto el continente americano antes que Colom no se llevaron la fama, la gloria y las utilidades que tal descubrimiento conllevo.

Pero ahora  los chinos se han convertido en el amigo amable que presta dinero a todo gobierno en dificultades para colocar su “deuda pública ” , que no es otra cosa que  una forma de obtener recursos financieros por parte de los políticos en el  poder para gastárselos normalmente en el llamado “gasto publico” .

Dos son las cuestiones que lógicamente uno tiene que plantearse ante unos chinos tan generosos, la primera de dónde sacan todo ese dinero que prestan y la segunda porque lo prestan tan generosamente.

Los economistas, que como los curas gustan poner epítetos poco claros a las cosas corrientes, dicen que el origen del dinero chino esta en el “Dumping social”  que definen como “consiste en la consecución de bajos precios por parte de algunos productores gracias a que se favorecen de una legislación laboral poco exigente” .

Amnistía internacional, va un poco más allá y explica en un informe al respecto lo siguiente:

“El llamado ‘milagro’ económico de China surge a un terrible costo humano – los inmigrantes rurales que viven en las ciudades experimentan los peores abusos en su lugar de trabajo,”

“Están forzados a trabajar largas horas por encima del horario establecido, el tiempo libre a menudo les es negado aun cuando están enfermos, los salarios son ínfimos y el trabajo se realiza bajo penosas y riesgosas condiciones.”

“Los gerentes a menudo se quedan con el sueldo de 2-3 meses de trabajo y pagan a los trabajadores con ese atraso para impedirles marcharse. Los trabajadores inmigrantes encuentran que si se marchan pierden lo que les deben. Además, se les niega el realizar contratos de trabajo con sus patrones, dejándolos sin ningún derecho legal sobre el dinero.”

“el Sr. Xu Beifang, un abogado que fue condenado a cuatro años en un campo de trabajos forzados por defender los derechos de los trabajadores chinos.”

Conclusión: el dinero que los chinos prestan al resto del mundo sale de la explotación laboral de los chinos por parte del gobierno chino que ocupa el partido comunista desde hace 61 años.

Y en cuanto al  porque los chinos prestan el dinero de modo tan generoso a los gobiernos occidentales, dejare que se lo explique  Julián Pavón Morote, Catedrático-Director de CEPADE Universidad Politécnica de Madrid, en este video.

 

Conclusión: los chinos nos están controlando nuestra economía por medio de su dinero.

Y lo que es peor, la única fórmula que los socialistas han encontrado a nuestra situación económica de cinco millones de parados, el 40 por ciento de los jóvenes están en paro, es utilizar el dinero de los chinos para dar subsidios a los parados, que son en su mayoría parte de  sus votantes, en vez de hacer lo contrario, esto es  dar incentivos para la contratación y  para la creación de empleos a los empresarios.

Ante este panorama creo que lo mejor que puedo hacer es, en cuanto mi hijo me dé nietos, recomendarles que de modo completarío  estudien chino y que se aprendan el Corán, pues ambos serán elementos culturales  básicos de supervivencia en lo que nos queda de siglo.

Procesiones

Las procesiones son una manifestación popular que tiene un origen cultural básico, cual es hacer demostración de una determinada fe o creencia. La primera crónica que tenemos de una procesión es la siguiente:

“Y así que Josué hubo hablado al pueblo, los siete sacerdotes, llevando las siete bocinas de cuerno de carnero, pasaron delante del arca de Jehová, y tocaron las bocinas; y el arca del pacto de Jehová los seguía. Y los hombres armados iban delante de los sacerdotes que tocaban las bocinas, y la retaguardia iba tras el arca, mientras las bocinas sonaban continuamente. Y Josué mandó al pueblo, diciendo: Vosotros no gritaréis, ni se oirá vuestra voz, ni saldrá palabra de vuestra boca, hasta el día que yo os diga: Gritad; entonces gritaréis. Así que él hizo que el arca de Jehová diera una vuelta alrededor de la ciudad, y volvieron luego al campamento, y allí pasaron la noche.”

Está crónica la encontramos en la Biblia en el libro de Josué, el capitulo sexto, de la recopilación moderna, y narra lo que sin duda fue una estrategia militar para arengar a los soldados propios y atemorizar a los del enemigo que se atrinchera tras los muros de la ciudad de Jerico, pues relato sigue así:

“Y Josué se levantó de mañana, y los sacerdotes tomaron el arca de Jehová. Y los siete sacerdotes, llevando las siete bocinas de cuerno de carnero, fueron delante del arca de Jehová, andando siempre y tocando las bocinas; y los hombres armados iban delante de ellos, y la retaguardia iba tras el arca de Jehová, mientras las bocinas tocaban continuamente. Así dieron otra vuelta a la ciudad el segundo día, y volvieron al campamento; y de esta manera hicieron durante seis días. Al séptimo día se levantaron al despuntar el alba, y dieron vuelta a la ciudad de la misma manera siete veces; solamente este día dieron vuelta alrededor de ella siete veces……. Entonces el pueblo gritó, y los sacerdotes tocaron las bocinas; y aconteció que cuando el pueblo hubo oído el sonido de la bocina, gritó con gran vocerío, y el muro se derrumbó. El pueblo subió luego a la ciudad, cada uno derecho hacia adelante, y la tomaron. Y destruyeron a filo de espada todo lo que en la ciudad había; hombres y mujeres, jóvenes y viejos, hasta los bueyes, las ovejas, y los asnos.”

En todas las religiones se conocen la existencia de manifestaciones de ese tipo y cuyo elemento más definitorio es que los congregados circulan uno detrás del otro, en filas, llevando símbolos y estandartes de sus creencias. De hecho coloquialmente entendemos que una procesión es simplemente la acción de circular en hilera o conjunto de hileras de un lugar a otro.

La aparición de las cofradías o hermandades, que contra lo que se cree no es un fenómeno social cristiano si no que se enmarca dentro de un movimiento asociativo encaminado a hacer un frente social común. Hay noticias de este tipo de asociaciones en la antigua roma y fueron muy comunes durante la edad media. Ahora bien fueron las cofradías que nacen con origen asociativo de gentes con creencias profundamente religiosas y devotas a un determinada avocación o santo las que destacan por encima de las cofradías asistencialistas y gremiales, que socialmente van desapareciendo como consecuencia de la socialización de los servicios que las mismas daban a sus cofrades pues la aparición de hospitales y la asistencia social hizo innecesaria su primitiva misión. Curiosamente de entre las cofradías que continuaron existiendo está hoy día están las religiosas y las gastronómicas.

Las cofradías se expresaban en la sociedad en la que se instauraban mediante algún tipo de manifestación que permitía por un lado expresar su poder o influencia social y por otro asegurar su cohesión asociativa interna. El fenómeno social es muy semejante a las asociaciones que se forman en torno a determinados deportes con la denominación de clubs.

Así que las procesiones de tipo sacramental son un reflejo de la devoción de los fieles y a la vez una demostración de “fuerza” social que se encauza hacia la competencia por ser los que mejores en el espectáculo o puesta en escena que producen.

Los fieles encuentran en la cofradía la solidaridad de sus miembros y a la vez el instrumento que les pone en contacto directo con lo divino, con su santo, con su dios, que al ser compartido se le hace más real.

La iglesia católica se dio cuenta del valor que tenían las cofradías para propagar su fe y para corregir las conductas poco edificantes, por eso fue en el Concilio de Trento, que se celebró entre 1545 y 1563, cuando establece como debería de ser la procesión pública, exponiendo la necesidad y ventajas que se derivan del culto a las imágenes, sobre todo la verdadera efigie de Jesús y de su madre y piensa que estas imágenes deben salir a la calle para que el que por su voluntad no entra en la iglesia, al encontrarse con ellas en la calle piense en el momento de la Pasión de Nuestro Señor que la procesión representa. La legislación que la iglesia desarrollo intentó controlar la representación de la pasión y crucifixión de Jesucristo a través de una reglamentación que la jerarquía sacerdotal debía sancionar. Se intenta así asegurar el control de la escenificación de las procesiones mediante disposiciones relativas al decoro de imágenes y el cortejo, sirviéndose para ello de penas que incluían la excomunión.

Los fieles han dado a este paseo de las imágenes los más diversos significados, que cambian según las gentes, los lugares y los continentes.

En Manizales, Colombia, durante la Semana Santa llevan a sus santos al frente de los hospitales para que los pacientes puedan pedir su intercesión y la cura de sus males.

Lo que da lugar este tipo de estampas.

La conmemoración anual cristiana de la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús de Nazaret, se venía celebrando desde los primeros siglos de la iglesia cristiana seguramente en imitación de algunas conmemoraciones de tipo pagano de los romanos, el Concilio de Arlés (en el año 314), obligó a toda la Cristiandad a celebrar la Pascua el mismo día, esta fecha era de ser fijada por el Papa, que enviaría epístolas a todas las iglesias del orbe con las instrucciones necesarias .Pero la celebración de las procesiones en la Semana Santa se origina a finales de la Edad Media como procesiones penitenciales que se transformaron; adoptaron toda la parafernalia barroca que de una u otra forma ha llegado a nuestros días.

Se trataba de realizar una catequesis que pudiera entrar por los sentidos de los sencillos habitantes de pueblos y ciudades. Y fue mas una decisión política de los gobernantes que de los fieles, hasta el punto que en una ley del rey Alfonso X de Castilla, de 1263, contenida en el Código de las Siete Partidas, se recomienda la realización de estas representaciones “que estimulen a obrar bien, muevan a devoción y recuerden la memoria del pasado”. El objetivo era sustituir los juegos burlescos que se hacían en el interior de las iglesias, y que eran considerados demasiado profanos e irreverentes, por representaciones didácticas más adecuadas, que se basarán en los textos bíblicos. Estas escenificaciones de pasajes y sucesos bíblicos funcionaban a modo de ilustraciones de los textos que leía el sacerdote. Los contenidos de la fe entraban por los sentidos: el lavatorio de los pies de los apóstoles, el camino hacia el Calvario, la crucifixión, la guarda del sepulcro por los soldados romanos o incluso la creación del mundo y la expulsión de Adán y Eva del Paraíso.

En el siglo XVI estas recreaciones pasaron a América, donde los frailes misioneros las utilizaron profusamente como medio de catequesis. Algunos de estos personajes y escenas, incluso los relacionados con los soldados romanos, siguen siendo hoy representados por indígenas en poblados perdidos en la selva.

La instauración de un régimen político confesional, como fue el del General Franco, hace que las procesiones formen parte del régimen, de hecho Franco gusto de entrar en las Iglesias bajo palio, y por lo tanto la celebración de la Semana Santa con sus procesiones pasaron a ser parte de las costumbres sociales oficiales.

Ahora bien ¿qué puede explicar que casi 50.000 personas salgan cada año vestidas de nazarenos en Sevilla?; ¿por qué más de 3.000 personas de esta ciudad cargan voluntariamente como costaleros durante las duras procesiones de Semana Santa? ¿Cómo interpretar que una enorme turba, con su ruido desafinado, interrumpa continuamente la procesión del Viernes Santo en Cuenca?, o ¿por qué los tambores atronan permanentemente en los pueblos de Teruel?.

Quizás la Fe, que dicen que es un valor intangible.

Sobre los Jueces de izquierdas: los casos Garzón y Castro

El reciente auto del Tribunal Supremo decretando la abertura de juicio oral, que es algo así como decirle: “siéntate en el banquillo que te vamos a juzgar de forma pública”, contra el funcionario Baltasar Garzón, juez en suspenso de la audiencia nacional, ha vuelto a traer otra vez a la discusión publica el papel del juez en la sociedad española.

Curiosamente el acuerdo del Tribunal Supremo coincide, casualidades de la vida, con otra resolución judicial. El auto de Juez José Castro transformando el procedimiento de abertura de juicio oral por el Juzgar por medio de  un Juzgado Popular, como en las películas americanas, el supuesto delito de cohecho cometido por Jaime Matas  por haber sido contratada y pagada de forma laboral su esposa Maite Areal por tres empresario también acusados.

Ambos hechos, separados sin duda de tener una ligazón directa, son el exponente de cómo está montado el sistema judicial español, algo que no he visto que ningún partido político haya dicho que hay que transformar o modificar. Porque el elemento a discutir de un modo público no es solamente que el ciudadano actualmente este recibiendo un servicio judicial pésimo, a pesar del esfuerzo personal de la mayoría de los funcionarios que en el mismo se ocupan, se trata de discutir porque  el sistema en si no funciona y además permite que existan Jueces que lo instrumentalicen en función de su ideología política, como ha ocurrido en el caso de Garzón y está ocurriendo, según es mi opinión, en el caso de Castro.

Yo soy de los que creen que el sistema judicial no son solo los jueces, que están en la cúspide del sistema, si no que somos todos los que estamos en torno al mismo, lo que incluye a secretarios, funcionarios, fiscales, abogados, procuradores, graduados sociales, y demás colaboradores  necesarios. Por lo tanto todos  estamos obligados a exigir y a exigirnos que la Justicia, como servicio público funcione y funcione bien, con independencia que le de la razón a unos o a los otros. Y esto último es lo que para mi se han olvidado, quizás porque les convenía de un modo personal, los jueces Garzón y Castro, cuando se proclaman defensores de dar a la tramitación procesal cierto toque de tendencia política de “ izquierdas”, como si tal cosa significara tener un plus o legitimidad moral mayor que los demás no practican.

Cuando Garzón se va por ahí dando conferencias, justifica sus actos por estar como inspirados por una interpretación de la ley más abierta a la defensa de los intereses de los ciudadanos, por ejemplo en el caso de las escuchas, para él, el  fin justifica los medios  y por lo tanto no dudo, y  lo justifica como un mal menor, el  violar los derechos de los detenidos en función de conseguir las pruebas de sus delitos.

 Algo parecido fue lo que en su día hiciera el Juez Castro, cuando habiendo ordenado el ingreso en prisión  del director financiero del grupo editorial Serra y tal detención fue revocada por el Tribunal Superior. En aquel entonces dado el resultado adverso que le impedia hacer  presión sobre el acusado, aquella detención solo se justificaba por la intención del juez de sonsacar del mismo las pruebas materiales que no tenia, y por lo tanto, cuando fue contrariado, no dudo en proceder a levantar todas las órdenes de prisión dictadas el mismo día que ordeno el ingreso en prisión del contable del grupo Serra, alegando que si se había equivocado con uno, que era lo que le dijo el Tribunal Superior, se habla equivocado con el resto,

Y es que ambos, Garzón y Castro, se comportan como si ellos fueran distintos a los demás jueces, porque ellos son de izquierdas, cometiendo, según lo entiendo yo, un grave pecado capital de soberbia.

A Garzón lo más probable es que lo condene por el caso de las escuchas y por el tema de las fosas, donde se permitió el abril causa penal contra Franco, a pesar de ser evidente de que había fallecido. Supongo que después vendrán los socialistas y le darán un indulto y la cosa quedara en empate.

 No sé si algún día alguien, como Pelaez hizo con Garzón, denuncie alguna tropelía del todavía juez en activo Don José Castro, que es conocido también en los ambientes judiciales de Mallorca con el mote o sobrenombre del “justiciero” , y que conozco personalmente y que por un curioso incidente me retiro oficialmente el saludo hace ya tiempo. Pero lo cierto es que la última de sus resoluciones en el caso de los Matas es un tanto peculiar, pues no parece muy propio, a pesar de que sea legal, que se habrá procedimiento de jurado popular contra el matrimonio por supuesto delito de cohecho “a futuro” por haber mantenido tres empresarios mallorquines en sus nominas a la Maite Areal, esposa de Jaume Matas, cobrando y sin trabajar. Por los pelos el asunto alcanza la cuantía que la ley establece para que se use un Jurado popular para enjuiciar este asunto en el cual por cierto el Juez no ha establecido que hubiera pago de favores por parte de Jaume Matas si no que había un pacto tácito de ser beneficiarios los empresarios contratantes de sus señora esposa  de algún futuro benéfico por parte del entonces presidente del Gover Balear.

Técnicamente la acusación de cohecho se  mantiene mal, pues este delito requiere probar que hubo contraprestación, esto es que los empresarios recibieron el favor del funcionario o autoridad que comete el delito. Y si el propio instructor dice que se trataba de un pacto tácito, esto es sobreentendió y  futuro, mal prueba tiene el mismo. De nada importa que Maite hubiera estado de alta en la Seguridad Social, cobrara la nomina y no pegara lo que se dice ni un sello en favor de las empresas, lo que realmente es delito es que su marido hubiera dado a cambio de eso algo que la ley le prohíbe, y tal prueba mucho me temo, a la vista de lo que dice el Juez en su Auto no existe.

De haber juicio con jurado popular de Jaume Matas, habrá un espectáculo mediático que perjudica al Partido Popular, partido de centro derechas, curiosamente también perjudicado mediáticamente en el caso que enjuiciaba el Sr. Garzón, juez paladín de la izquierda. Por eso me pregunto si hay  casualidad o hay intención política detrás de esta decisión del Juez Castro.

No se la repuesta, pero si se que no debería de darse la ocasión de que me formulara la pregunta, porque los jueces deberían de estar fuera de toda duda y eso solo se consigue si sus actos están fuera de toda sospecha de intencionalidad política. Pero cuando veo que con ciertos ciudadanos se exagera en el rigor en la aplicación de las normas, como ha hecho Garzón y Castro, tales celos me recuerdan a uno de los maestro en el procedimiento penal, a Tomas de Torquemada, el gran inquisidor que creo y doto al proceso penal de normas y formulas, con un único fin, fin político sin duda, cual era complacer a su reina Isabel de Castilla, en su obsesión por perseguir a todo aquel que no fuera  católico. La aportación legislativa  de Torquemada consistió en convertir lo que era un proyecto político para la religión en un proyecto religioso para la política. Todo ese procedimiento legal fue pensado para preservar la pureza de la fe , como quería la Reina, pero también para  asegurar la posición social de los cristianos que en torno a ella asistieron impasibles a 3.000 ejecuciones mediante la hoguera y un número varias veces superior de encarcelamientos, confiscaciones, torturas y degradaciones públicas.

La instrumentación pública de la organización judicial ha sido como se ve lo que las clases políticas, de cualquier color han siempre  ambicionado. Y por ello ni se han plateado cambiar  normas obsoletas o reformar las instituciones políticamente más utilizables como la fiscalía o el Consejo del Poder Judicial. Tomado el poder político a continuación se usa las instituciones del estado, que por su propia naturaleza deberían de ser “neutras”, para obtener algún tipo de rédito político. Durante años hemos asistido a la perdida de la necesaria independencia judicial de un modo soterrado, con las disculpa de impartir una justicia más en beneficio de ciertos sectores políticos, más cercanos al pueblo y que se abanderan como de izquierdas como si tal bandera fuera equivalente a ser mejores que los demás.  La sociedad civil no necesita jueces de izquierdas, ni de derechas, necesita jueces que actúen como contrafuerte de las libertades públicas que son esas que necesitamos que se nos respecten para que podamos hacer la necesaria reflexión pública sobre cómo ha de ser nuestra vida política y social.  

De cuando yo era estudiante recuerdo una pintada que se hizo famosa por algunas calles de Madrid, que decía: “libertadores NO, gracias”. Ahora habría que volver a escribir otra que dijera. “justicieros, NO gracias”.

Los números de ZP

Me llama uno de los pocos lectores que tengo para decirme que me he equivocado cuando el otro día escribí que José Luis se presentaría a las próximas elecciones. Ver: enlace

Y lamento decir que hasta ahora y tras el  anuncio de esta mañana mi convicción es la misma.

Porque lo que dije fue:

Lamento tener que contradecir a los que ya le han puesto fecha de caducidad a “ZP”, pero mi opinión es que va ser que NO , que José Luis no se va. Y me arriesgo aun mas y diría que incluso, si puede, será candidato en las próximas elecciones generales y si le dejan incluso repite de presidente. “

Y además concluí diciendo:

“………..mucho me temo que José Luis, ni de coña, dejara la política “

En el  discurso de José Luis ante el comité federal de esta mañana solo anuncia que no se presentara a las próximas elecciones y que propone que para Septiembre tengan un nuevo candidato a la presidencia del gobierno, lo que es lo mismo un candidato a ser quemado en la pira de unas elecciones de castigo como las que se esperan y merece el PSOE y que se celebran en Marzo del 2012.

José Luis sigue en el PSOE como secretario general, puesto que tiene que revalidar en el próximo congreso que será para Junio  o Julio 2012 , así que el sigue al mando del partido, que si sufriera  un descalabro en las autonómicas, como se espera,  muchos de los que ahora le cuestionan dentro de su partido pasaran a la historia.

El  candidato del PSOE  a las elecciones generales será como una cerilla, de vida luminosa pero corta. En Septiembre será candidato y a los seis meses habrá perdido las elecciones, y José Luis seguirá en la secretaria general del partido ofreciendo el cielo a los que revaliden su puesto al frente del partido.

Y admito apuestas.