Archivos Mensuales: junio 2012

Nos sobran 6.000.000 .-

Las gentes de buena fe puede que incluso se crea que ya estamos, económicamente hablando, salvados con el europrestamo de hasta 100.000 millones de euros que el gobierno ha conseguido para los bancos. Hay incluso quien se cree que es cosa de días que las entidades bancarias van a volver a prestar dinero y así se podrán vender los pisos que en demasía tienen comprados.

Y lamento tener que ser como “pájaro de mal agüero” y venir a romper las ilusiones que algunos se están ya forjando, pero es algo muy elemental lo que tengo que decir, que es : los reyes magos no existen así que no importa les escribamos cartas pidiendo  imposibles.

Vamos a ver y comenzando por el principio.

El europrestamos NO son 100.000 millones que nos dan para nuestros bancos. Es, como dice el ínclito y siempre intrigante Alfredo Pérez, un préstamo hasta 100.000 millones, esto quiere decir que reuniendo unas determinadas condiciones, algunos bancos y cajas no las tienen, se podrá pedir a nuestros socios comunitarios hasta esa enorme cifra de dinero, que habrá que devolver y que como todo préstamo tiene intereses. Los bancos podrán solicitar el dinero con el aval del estado español, que además pagara los intereses, lógicamente de nuestros impuestos.

Los bancos pedirán el dinero para tapar sus agujeros y el sobrante lo usaran para prestarlo a sus impositores o clientes, esto es para hacer su negocio y cobrando los intereses que correspondan que como mínimo estará por encima del 6 por ciento, es el doble del interés que va a pagar el Estado Español por ellos al prestamista europeo. Pero las  operaciones de crédito están ya condicionadas a que sean para la producción para la exportación a nuevos mercados.

Para el llamado mercando interior no habrá dinero y menos mientras estemos en situación de deflación, que es la situación que se mantendrá al menos hasta final de este año. El dinero que va a venir al mercado interior, de hecho ya ha empezado a venir, es el correspondiente al pago del estado de las deudas de las comunidades autónomas y los ayuntamientos a sus proveedores. Los bancos van a seguir sin prestar dinero para hipotecas de contratos de compraventas de ladrillo, ellos tienen sus grandes bolsas de ladrillos y solo, como ahora, van a financiar el ladrillo propio.

Es de esperar que al final de año tengamos una población activa de 11 millones de currantes, 6 millones de desempleados y un resto, población pasiva propiamente dicha de 25 millones (niños, jóvenes fuera de edad laboral, viejos jubilados e inválidos)  y sin dinero en circulación el estado solo podrá obtener dinero, para cubrir sus necesidades presupuestarias, de seguir endeudándose, lo que con la prima de riesgo en mas de 100 es una locura, financieramente hablando, o de gravar el consumo mediante la subida del IVA .

Así que el año 2013 lo comenzaremos con una subida del IVA y con que nos sobra una población de parados de 6.000.000, de los cuales unos 700.000 serán extranjeros. La población en paro consume la partida presupuestaria más grande en prestaciones, que salen de las cotizaciones de los activos, y en subsidios que salen de los impuestos que recauda el estado. Así que si no llegan lo recaudado y no  puede a  acudir al endeudamiento, como esta ahora, solo queda que disminuyan los desempleados. ¿Pero como?

Se habla, con demasiada ligereza, de que tendrán que emigrar nuestros jóvenes parados,  porque eso  fue lo que salvo a la economía franquista a partir de los años 60, algunos ya están diciendo que esa es la formula para disminuir la bolsa de desempleo, pero yo personalmente no lo veo tan factible. Quizás este equivocado pero no lo veo.

Además después de los años 60 y hasta la ley de relaciones laborales del 1976 en España era imposible despedir á los trabajadores y desde esa Ley, antecesora del actual Estatuto de los Trabajadores,  se dispuso por primera vez que en circunstancias que debía de apreciar el Juez se podía sustituir la obligación de readmisión, que era genérica,  por una indemnización de 60 días por año de servicios.

Hoy las circunstancias legislativas sobre el despido, después de la reforma, hacen que despedir salga fácil y barato. Por lo tanto la bolsa de gente en paro no se va a reducir, a pesar de que se incentive la contratación. Pues ese estado de cosas solo hace que se cambien o renueve la población activa, se envía al paro a unos y se contrata  del paro a otros, eso si se paga poco o nada por el despido y se recibe subvenciones por contratar. La producción es la misma, la mano de obra activa no aumenta y la bolsa de parados sigue en cifras insostenibles.

Estamos pues camino de una situación económica neoliberal y sin una fuerza sindical seria que contrarreste las medidas legislativas del gobierno así que   la bolsa de desempleados no va a disminuir.

El desempleo es el talón de Aquiles de la política económica de Mariano Rajoy  pues haciendo bien los deberes que le impone al Unión Europea, su unico fallo es que nos  sobran 6.000.000 de trabajadores en situación de desempleo. ¿Qué hacemos con ellos?

WhatsApp

No voy a descubrir ahora que esta palabreja que da titulo a este articulo mio de hoy es el nombre del famoso servicio gratuito de mensajería instantánea, que se ha convertido en habitual  de los usuarios de todo  aquel que tenga  un móvil de ultima generación o teléfono inteligente con conexión a internet, por algo se dice que  tiene  un tráfico  de 2.000 millones de mensajes al día en el mundo ,en España se estima que tiene 10 millones de usuarios, pues un  55,2% de los usuarios españoles de telefonía móvil utiliza los también llamados teléfonos inteligentes.

Cada día que pasa es mas popular y para muchos se hace imprescindible, a lo que ayuda sin duda el que sea gratis y sobre todo sencillo. Entre muchísima gente ha sustituido a los famosos SMS, acrónimo de  “Short Message Service” o lo que es lo mismo servicio de mensajes cortos, que además de costar dinero no permite enviar imágenes, ni videos  ni los famosos “emoticonos” .

Se puede afirmar sin temor a equivocarte que el servicio no tiene rivales serios y eso a pesar de que   en los últimos tiempos  han surgido varias alternativas, porque existen otros sistemas de mensajería, como el de Blackberry (Blackberry Messenger) o el chat de Google (Gtalk), pero esos no son de uso universal, así que no son competencia ante el popular WhatsApp.

Para mi la aplicación tienen grandes ventajas pero también algunas grandes sombras.

La primera de ellas es que no es una aplicación de utilidad publica, como alguno cree, pues pertenece a una empresa privada situada en el famoso Silicon Valley,  [fundada por Jan Koum y Brian Acton, unos de los “gurus”  informáticos que crearon el portal web YAHOO , que si bien en algunos teléfonos móviles , el caso de la blackberry, ya cobra una pequeña tarifa anual por usarla, aparentemente nos lo regala, pero eso si a cambio se queda con todo lo que trasmitimos usando su aplicación y que cuando quiera podrán procesar usando todo tipo de algoritmo matemáticos  para exprimir dicha información.

 

Copropietario de WhatsApp

La fórmula es sencilla: a más información, más posibilidades de negocio.

Ahora se esta en una fase o  periodo de aumento de la necesidad de comunicarse usando la aplicación, cuando se crea que el mercado esta ya saturado, algo que tardara todavía,  se le exprimirá comercialmente, quizás se venda a quien quiera enviar publicidad por medio de la aplicación.

De momento se regala la aplicación que es lo que resulta mas rentable.

Al decir de los analistas la aplicación no genera costes por su descarga en los teléfonos móviles a los propietarios de la misma, su creación ya esta mas que pagada con los derechos cobrados a algunas marcas de móviles a las que  por permitir su uso en las mismas se  cobra un pequeño canon (por ejemplo, 0,99 € para cada iPhone). Así que ahora solo falta especular con que se puede producir una operación multimillonaria de venta, creo recordar que por Yahoo se llegaron ha ofertar hasta  35.000 millones de euros.

La filosofía de la empresa es clara se trata de  generar millones de conversaciones diarias, esto es  hay que lograr generar y aumentar la necesidad de comunicarse de los usuarios cada día, y cada día sube el valor de la compañía propietaria del producto y sus propietarios recogen este valor  de una forma sencilla, por medio de prestamos pignorados sobre sus acciones, sus sobrevaloradas acciones, ese dinero lo usan para inversiones en el mercado de capitales, tras las cuales recuperan el capital, que devuelven al prestamista mas los intereses de rigor y se quedan con los beneficios millonarios de esas inversiones.

Tampoco seria de extrañar que parte de ese dinero que hace que la prima de riesgo suba, quitándole el sueño a Rajoy , venga de por ahí.

Por cierto ¿cómo se da uno de baja? En su  web no se dice nada, y, por lo que me cuentan, sólo a través de un procedimiento largo y tedioso a base de emails al servicio técnico terminas por desinstalarlo completamente de tu teléfono.  Es un  regalo que  resulta a veces difícil de devolver.

Pero además el susodicho WhatsApp, que es un sistema de comunicación tiene un efecto en algunos individuos, ya observado con el Facebook, cual es que les crea incomunicación. Este efecto, no ha sido evidentemente buscado por sus creadores,  pero cada vez se esta observando mas entre sus  usuarios, sobretodo en aquellos que son “analfabetos” tecnológicos, que son los que precisamente se encuentran mas inclinados a usar una aplicación tan simple de instalar y de usar como es WhatsApp.

En este sentido resulta que la aplicación en si  favorece el mantener alejada a la gente de los que se tiene mas cerca. Contare un  par de  anécdotaa para ilustra lo que antes he dicho. Veamos:

En un metro o un autobús urbano, que va lleno de gente, al producirse un frenazo, un hombre le da un codazo a una chica en un ojo y casi le tira las gafas. Cuando este va disculparse ve que la chica estaba escribiendo en un teléfono móvil de forma compulsiva y al tiempo que se coloca las gafas otra vez, el hombre ve que  escribe con su aplicación  WhatsApp en su  móvil – me acaban de meter un codo en un ojo, por poco pierdo las gafas…- y a el ni lo mira ni le dice nada.

Tambien el otro día leí que en un colegio habían prohibido el uso de los teléfonos móviles durante los recreos debido a que se había observado que los alumnos mayores utilizaban los mismos para comunicarse, lógicamente con el gratuito WhatsApp, con su circulo de conocidos y se aislaban de participar en las actividades o corros que se realizaban de forma natural  el resto de los alumnos.

El fenómeno de aislamiento de la realidad física por medio de la realidad virtual no es nuevo y ha creado desde los inicios del internet algunos cuadros de adicciones que están definidos, son parte de las llamadas adicciones sin sustancia, sobre las cuales la Organización Mundial de la Salud, dice que sufre una de cada cuatro personas que usa Internet. Estos trastornos de la conducta relacionados con las adicciones sin sustancia, se dan en los individuos que realizan actividades tales como Juegos patológico, adicción al trabajo, compras compulsivas y adicción a internet, que ya  afectan al 10-15 por ciento de la población.  Lo que suele comenzar como una conducta ocasional aumenta de frecuencia hasta convertirse en patológica y psiquiatras y médicos de atención primaria confirman el incremento de estos casos en sus consultas.

La sencillez y el coste mínimo que tiene el uso del  WhatsApp hace que esta aplicación de nuestros teléfonos móviles, cuyo numero ya triplica al de teléfonos fijos, sea un campo abonado para que se produzcan este tipo de adicciones que por cierto pasan desapercibidas porque no se consiguen en un mundo marginal, como las drogas, sino que devienen de procesos de uso habitual e incluso necesario en muchos niveles laborales. Además, son más aceptadas socialmente porque, en el caso de las nuevas tecnologías, como el WhatsApp, se trata de una cuestión de establecer  solo de tiempo dedicado porque  la mayor parte de la gente usa Internet o móviles, y solo el adicto lo usa mucho más tiempo, pero ¿quien controla este tiempo?

Llevado a términos de sanidad en el mundo físico, el WhatsApp seria como si en cualquier lugar te regalaran cigarrillos y todo el mundo pudiera en uso de su libertad individual fumar cuanto quisiera, que es una actividad que ya esta demostrado causa la mayor parte de las afecciones respiratorias al cabo de cierto tiempo.

¿Cuales son las futuras consecuencias que sufrían los usuarios convulsivos del WhatsApp?

Los profesionales de la salud mental ya hablan sin asombro sobre el incremento de las consultas por adicciones relacionadas con las nuevas tecnologías y ya dicen como algo normal  que quienes  acuden a ellos  suelen ser adolescentes o jóvenes traídos por sus familias debido a las muchas horas que permanecen encerrados en su habitación con Internet. Desconozco si ya hay algún estudio sobre la adicción al  WhatsApp, lo cual tampoco es de extrañar puesto es ahora cuando empieza crecer su uso y la aplicación salió en el 2009.

Es posible que como algunos dicen sean las propias operadoras de telefonía móvil quienes maten al  WhatsApp el año que viene, porque de hecho les esta haciendo perder dinero ante la disminución del uso de los SMS, y por lo tanto esto del WhatsApp sea como la viruela que es una enfermedad que hoy en día nadie la tiene, el último caso de viruela que se registró en EE.UU fue en 1949, pero que causo millones de muertes.

 

Niño con Viruela

Lo recomendable con el  WhatsApp es como todo en la vida, úsese con moderación y no se confié demasiado.

Porque los chinos están de rebajas

 

Desde hace un mes mas o menos vengo observando que los típicos negocios de los chinos, los que siempre se había conocido  como “quincallerías” , están de rebajas permanentes, primero hacían un 30 por ciento y ahora ya están haciendo un 50 por ciento de descuento sobre el precio original marcado.

El fenómeno, que no se si es exclusivo de Mallorca, pero  lo he observado en varias poblaciones de la isla, y en todos  los casos en que he indagado, a la par que se ponen de rebajas estos negocios se llenan previamente de mercancías.

Sabido es que estamos en una situación económica de deflación y salvo los establecimientos que tiene que ver con la alimentación, todos los demás comercios han tenido una rebaja muy considerable de las ventas. Esta tendencia del mercado debe de necesariamente retrasar o incluso inmovilizar la rotación de las mercancías en los almacenes de los comerciantes.

En el ciclo del comercio el soporte de unos ciclos largos de renovación de la mercancía en los almacenes supone tener inmovilizado el capital e incluso supone no poder atender los pagos a  los proveedores, fabricantes o importadores, pues se da una falta de liquidez, que de forma coyuntural antes se cubrían por las llamadas pólizas de prestamos a corto plazo que los banco ahora han dejado de dar pues no tienen dinero para hacer de circulante.

Sabido es que los chinos no usan la banca tradicional y que por lo general  pagan al contado. Así lo que se me ocurre pensar es que ese fenómeno de las grandes rebajas permanentes  de los chinos en sus “quincallerías” ,a rebosar de mercadería, esta motivado por una estrategia comercial que tiene como objetivo convertir las mercancías en dinero, constante y sonante que se dice, incluso a costa de tener perdidas.

Y a continuación se me ocurre pensar si este objetivo estara motivado por que deben de pagar a sus proveedores, por lo general en china, o se trata de retirar el capital  para reinvertirlo en otros sectores o simplemente para sacarlo fuera de España en Euros.

Alguien me lo puede explicar.

¿Para despedir se necesita una causa?

Si hay un miembro del gobierno de Mariano Rajoy poco afortunado en sus intervenciones esa es Fátima Bañez  , que para justificar su reforma laboral el otro día en Cádiz dijo esta perla:

“ahora para despedir se necesita una causa, cuando antes de la crisis el 70% de los despidos se llevaron a  cabo sin ningún tipo de causalidad”

Yo no se quien le escribe los discurso a la ministra pero debería de estar un poco informado de cual el resultado de la reforma presentada por el gobierno.

Y lo digo porque ahora tras la reforma  basta que el empresario manifieste su voluntad de proceder al despido para que este se pueda producir, pero es mas no hace falta ni tan siquiera lo califique ni lo  justifique. Entregado el certificado de empresa al trabajador este puede solicitarla prestación por desempleo  al día siguiente, bueno incluso la puede enviar de modo telemática.

La carta de despido, si la hay,  dirá queda usted despedido desde tal fecha. Nada más.

Se demandara a la empresa y  evidentemente si no hay alguna de las causas establecidas por el articulo 55.5 del Estatuto, el despido será calificado por el Juez como improcedente y se condenara, eso si después de meses de haber producido el despido,  en algunas ciudades incluso al paso de un año, al empresario a pagar la indemnización que corresponda según la antigüedad del trabajador. Y nada más.

De donde se saca la ministra que ahora para despedir se necesita una causa.

Que me lo explique.