El camino a Santiago

Con ocasión de que uno de mis sobrinos putativo  se ha ido con su novia a recorrer el camino que lleva a Santiago de Compostela me gustaría incidir, otra vez, en el mito compostelano.

Como todo mito, el compostelano, tiene una función  explicativa que justifica o desarrollan su origen, razón de ser y causa de algún aspecto de la vida social o individual, atreves de la historia. Y en este se trata de explicar por qué a algunas gentes  de esas que les da, sin necesidad, por   “liarse la manta a la cabeza” e irse a  recorrer mundo  se viene hasta las tierras gallegas.

El viajar hacia la caída natural del sol, punto cardinal denominado Oeste, es un hecho constatado que con anterioridad a la venida de Jesucristo ya se realizaba , pues ya Aristóteles en alguna de sus obras lo menciona como el camino Heraclio, por ser el recorrido por Hércules en busca de los confines del mundo conocido, y era donde “el peregrino es custodiado por los lugareños de modo que no le puede acontecer ningún daño; y si se le causare, obligan a pagar un castigo a los responsables del daño”, norma no escrita que parece subsiste hoy en día.

Porque el camino al fin del mundo conocido, a Finisterre, se convirtió en el camino a Santiago es algo conocido y tiene que ver mucho con el marketing, que sabido es el deseo u  objetivo de captar, retener y fidelizar a los clientes a través de la satisfacción de sus necesidades.

Hubo una vez un  navarro, de nombre Rodrigo,  cuya familia, allá por el siglo XI, lo envío hacerse obispo y tras recorrer media Europa Medieval, recaló en Toledo, ciudad de la que fue Arzobispo  y Primado de España, ya puesto en tal tesitura escribió sobre las cosas sucedidas en España, en su obra literaria, en la que se describe la historia de la Península Ibérica hasta 1243,  “se inventa” la batalla de Clavijo  y de paso la aparición en la misma del apóstol Santiago , el matamoros. La obra que fue traducida pronto a las distintas lenguas romances peninsulares e influyó notablemente en la concepción de una historia de España irreal sobre la figura de Santiago el mayor  , discípulo de Jesucristo y cuya presencia en territorio de la península no está históricamente establecida.

Así pues tras la fundación de una iglesia bajo la advocación al santo cristiano, sobre una necrópolis romana, que fue tomada por la tumba de un apóstol, que nunca estuvo en el lugar, unido al mito de un súper héroe que lucha contra el enemigo pagano, hacen al  final que el  antiguo camino hacia el poniente,  cambie de nombre, convirtiéndose en el camino a Santiago de hoy.

Sabemos que la humanidad se caracteriza por la  peregrinación, que por algo hemos sido durante millones de años nómadas, viviendo de ser cazadores y recolectores. Y la concepción de la vida del hombre como una peregrinación es común a muchos pueblos y tradiciones. Así que nada de extraordinario tiene el que en la psique de los seres humanos, se de el  deseo de retornar al estado inicial de inocencia o de pureza, y le dé por sentirse «extranjero», caminando hacia lo desconocido, aunque hoy en día  la mayoría lleven a mano el movil y la tarjeta de crédito.

A Santiago cada mes de promedio llegan unos 6.000 pelegrinos oficiales, esto es los que se inscriben como tales en las oficinas de turismo, a los cuales poco les importa que lo mas probable es que el apóstol Santiago no este enterrado en la catedral y que nunca existiera un ¨Santiago matamoros, pues ellos viene por venir, por la aventura del propio camino y por luego contarlo  cuando regresen a sus casas donde de modo sedentario viven, como la mayoría de la población mundial.

También es cierto que la peregrinación a Santiago tiene un profundo efecto religioso en muchos peregrinos  y después van  continuar el viaje espiritual que  han comenzado en el Camino, ahora bien lo cierto es que los mismos son más bien pocos y seguramente les hubiera ocurrido lo mismo si hubieran visitado la Meca o el Tíbet, pues el espíritu de Dios está en cualquier sitio, además de en el Camino a Santiago.

(Dedicado a Simbad y Veronica, caminantes del camino a Santiago)

Santiago Matamoros

Santiago Matamoros

Dejar un comentario?

0 Comentarios.

Deje un comentario


NOTA - Puede usar estosHTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>