La gran farsa.-

La farsa es una obra de teatro  basada en el enredo, trama o tramoya para aparentar o engañar al público. Normalmente la farsa es una pieza cómica.

Lo de ayer en Madrid fue una trama propia de Don  Pedro Muñoz Seca,  el autor de una obra bastante conocida como es “La venganza de Don Mendo”.

He seguido por varios medios informativos en directo el desarrollo de la manifestación para rescatar la democracia y cambiar la constitución (eso ponen en su solicitud) , léase TVE, el Pais e Intereconomia , y por varios canales de streaming de tendencia anarquista, así como un par de canales  de Chat.

Creo tener mucha información sobre los antecedentes y como se ha desarrollaron la manifestación y como la misma ha sido tomada por mucha gente con un sentido equivocado.

Como ya dije hace tiempo en este blog cualquier tipo de contestación sin una salida real solo genera frustración y quema a los contestatarios o lo que es peor los  radicaliza.

Movilizar en los tiempos que vivimos a 6.000 personas, venidas de toda España, con los objetivos de “cercar el congreso” de los diputados y pedir una “constitución constituyente” es fácil por varios motivos, pero sobretodo por que hay un grupo de gentes radicalizada que se mueve con un espíritu cuasi religioso en búsqueda de las utópicas ideas de la ideología anarquista, con la que muchos  estaríamos en principio de acuerdo.  ¿Porque que demócrata no quiere la libertad de expresión o la justicia social.?

Pero nada de lo que paso el 25S hubiera sido posible si la delegada del gobierno en Madrid no les permitiera que se manifestaran en el centro de la ciudad no se si creyéndose  el carácter pacífico de la protesta, lo que la sitúa en el lado de los ingenuos, o porque desde el gobierno se pensó que Rajoy debería de presumir en su presencia en la ONU, de que a él también le hacen manifestaciones . Nada de lo que ocurrió el 25S hubiera sido relevante si los medios de comunicaciones no le hubieran dedicado sus tiempos, con conexión en directo,   y en sus mejores s programas especiales. Y por ultimo nada de esto hubiera sucedido si en los últimos años no se viniera permitiendo, con el aplauso de los partidos de izquierda, que grupos de antisistema se organicen y se doten de una logística propia, como vienen denunciando los sindicatos policiales.

No hay que ir muy lejos para confirmar que la situación de crisis económica esta minando los criterios confianza de la sociedad civil hacia los partidos  políticos que controla el sistema democrática español, ahí están las encuestas del CIS para confirmar que existe un clima de desconfianza ciudadana en sus políticos, por múltiples y razonados motivos.

Así que encontrar ciudadanos, creyéndose un revolucionario al modo bolchevique, están dispuestos a ir a tomar el congresos de los diputados es fácil, pues no tienen que pensar mucho solo tienen que descargar su legitima ira contra las vallas y los policías profesionales, entrenados día a día en tales cometidos, donde solo van a terminar tras un par de horas de batalla campal derrotados y todavía mas cabreados.

Es pues “el revolucionario” es manipulado y acaba siendo actor secundario en la “opera bufa”  que se desarrolla en la calle.

Mientras tanto la mayoría de la población sigue sumisa al sistema  y sigue sin reaccionar como corresponde y no se organiza de forma adecuada para cambiarlo.

Así pues hemos asistido a una gran farsa, que a Dios gracias, solo ha producido heridos leves y mucha pero mucha basura de todo tipo y condición.

Dejar un comentario?

0 Comentarios.

Deje un comentario


NOTA - Puede usar estosHTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>