Caballero poderoso es Don Dinero

Las series y películas norteamericanas, de las que culturalmente estamos invadidos como mercado de consumo de sus productos que somos, nos traen noticias de un sistema judicial que ha resultado ser muy distinto en la realidad a la vista del caso de  DSK . Una vez más la realidad ha superado a la fantasía peliculera.

La liberación del político francés a mí no me ha sorprendido en absoluto, de hecho ya aventure en mi post del 22 de mayo que no estaría en N.Y. más allá que parte del verano. Pues había elementos que objetivamente hacia predecir que el dinero, esto es el poder, vencerían, una vez más, a la justica.

Con un magnifico y caro equipo de abogados, el mismo que libro de la acusación de pedofilia al pedófilo Michael Jackson, hoy difunto por que se distrajo el médico que lo drogaba legalmente. Que supo hacer  influencias sobre el equipo de la fiscalía, filtrando datos sobre la víctima, que salieron en la primera plana de la prensa amarilla de N.Y.    y por lo tanto creo el ambiente de opinión necesario para que un fiscal, recién elegido y con miras políticas en otro puesto, se negara a presentar la acusación bajo la disculpa de un pasado dudoso en la victima de la violación, a pesar de las pruebas materiales médicas que probaban que la misma había existido.

La negativa del fiscal a presentar la acusación, en un sistema judicial distinto al nuestro, donde solo el fiscal puede acusar penalmente ante el juzgado, lleva al Juez a necesariamente abril la jaula de oro donde Dominique está encerrado a la espera de juicio y permite al mismo salir corriendo al aeropuerto donde Air France lo recogerá, eso sí servido solo por hombres, para volver a casa y escapando de volver ser metido entre rejas  porque aun en el hipotético caso que el asunto fuera revisado y la decisión de no  procésalo revocada , ya estaría fuera del  ámbito judicial y por lo tanto del poder de los juzgado de N.Y.

No sé si los afroamericanos o los islamistas de N.Y. se levantaran “en armas” contra un  sistema judicial que establece que para ser víctima se tiene que tener un C.V. impoluto, además de ser miembro de alguna iglesia o comunidad de peso y tener oficios exentos del riesgo de toparse con un sádico rico como Dominique. Pero lo cierto es que motivos para ello tienen.

La victima de todas formas no va quedar desamparada, porque si bien no se le hará la justica que toca y su agresor no será reo de cárcel como merece,  el mismo sistema judicial de moral, más bien de expiación limitada al modo calvinista, que le niega ver rodar por el cadalso carcelario norteamericano “la cabeza”  de su agresor  le permitirá obtener una sustanciosa indemnización por la “mamada” inconsentida a que le obligo el socialista francés. Que teniendo en cuenta el “cache” de los abogados del francés seguramente rondara los 20 millones de dólares puesto que en el caso de Michael Jackson con una acusación de “haber besado, masturbado y sometido a sexo oral a un niño de 13 años” se pagaron 22 millones.

Ya lo dijo Quevedo en verso octosílabo: “Caballero poderoso es Don Dinero”

Dejar un comentario?

0 Comentarios.

Deje un comentario


NOTA - Puede usar estosHTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>