Año nuevo, vida nueva…..

Con la finalización del año las gentes tenemos tendencia a formular propósitos de cambio de vida, y según los estudiosos del tema, ciertamente esto suele ocurrir, si bien no de un modo radical en la mayoría de los casos, entre otras razones porque los cambios deben de venir acompañados de circunstancias favorables.

 

Curiosamente si es cierto que con el comienzo de año la tendencia más común es hacer  un cambio más radical de vida  en lo que atañe a la situación sentimental, así las estadísticas judiciales tiene establecido que en el mes de Enero se produce un aumento de las separaciones o divorcios, entre un ocho a un diez por ciento más que en el resto de los meses del año.

 

Pero por lo general los cambios de vida son más bien buenos propósitos de introducir en nuestros hábitos de vida algunos cambios, como dejar de beber, adelgazar, dejar de fumar, que son las más comunes, y de más difícil seguimiento de que realmente así ocurre por los estudiosos de las costumbres sociales.

 

Pero curiosamente si se puede constatar, con datos objetivos, que con el inicio del año aumentan las inscripciones en los portales de búsqueda de pareja que hay por internet, más mujeres que hombres se apuntan a ese tipo de actividad.

 

En los tiempos que corren hay en España una tendencia general en la población a la depresión, algo que se puede medir por un aumento de la venta de fármacos para ese tipo de dolencia, y algo que se entiende por la situación económica cada día más dramática. Pero por el contrario no se observa una tendencia generalizada en la población hacia el cambio de sus hábitos sociales, que serían los que proporcionarían nuevas oportunidades, como la emigración masiva, que conocimos en los años de la posguerra,   ni tampoco hay una actividad de contestación generalizada, las cifras de participación en  las manifestaciones callejeras con estos motivos son bajas, por ejemplo en la Huelga General del 14 de Noviembre en Barcelona se reunieron en torno a 130.000 manifestantes, cuando en la manifestación de la Diada, por la independencia, se juntaron 650.000 manifestantes.

 

Hay más una tendencia a “sufrir” socialmente  en silencio, cuando objetivamente hay motivos para tomar la calle y no abandonarla.  Y eso muy posiblemente esté relacionado con el espíritu individual al no cambio.

 

Tenemos buenas intenciones a modificar algunas cosas, que pueden ser en muchos casos vitales para nuestro futuro, como el beber o el fumar, pero la realidad es que no adoptamos cambios radicales en nuestros hábitos o estilos de vida, si podemos dejar la pareja que tenemos, pero corremos a buscar otra al mismo tiempo, al menos eso dicen las estadísticas.

 

Así que parece ser que en general este año, como los anteriores, vamos a formular deseos de cambios, y diéremos la consabida frase de:

 

Año nuevo, vida nueva  

 

A la que yo añadiría, sí, pero en la mayoría de los casos será…..”pero no tanto”  .

Dejar un comentario?

0 Comentarios.

Deje un comentario


NOTA - Puede usar estosHTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>