¿Que hacemos con Rodríguez?

La sorpresiva y sin duda calculada dimisión de  José María Rodríguez Barberá , que el próximo 30 de Agosto cumple 65 años, viejo político del partido popular en Baleares y hasta ayer delegado del gobierno  en las islas baleares , ha arrancado en las mentes pensantes del Partido Popular  a todos los niveles la pregunta : ¿ y ahora que hacemos con Rodríguez?

Porque el mas influyente de los personajes  políticos que existen en Baleares no se va del partido, como ocurrió en su día con Matas, mas bien lo contrario, su vuelta a las bases, a su agrupación  del partido en Palma, lo convierten en un peligro para el resto de sus compañeros de partido, muchos de ellos aupados a sus cargos por el propio Rodríguez.

El que fuera conceller del interior con Matas esta en el punto de mira del Juez Castro, antiguo funcionario de prisiones y hoy juez estrella local, por un factura relacionada con la financiación del partido popular en Baleares. Así que lo suyo debería ser diluido y quedar en nada,  por la cuenta que le tiene al partido, por eso Rodríguez no esta preocupado por la instrucción del juez que también tiene en la cuerda floja al yerno del Rey, el ínclito Iñaqui.

Así que ahora al dimitir, de un cargo en el que no estaba cómodo al decir de sus allegados, dando una lección de “buen hacer” y de “moralidad política” , el bueno de Rodríguez recupera su libertad y el favor de los militantes de base, que de seguir así las cosas de la gobernación del país, dentro de tres años será los únicos votos que le queden al Partido Popular.

Volverse a las bases del partido e irse al bando de los críticos con la política económica de Mariano Rajoy, donde ya están importantes viejas guardias populares, como el todavía eurodiputado catalán Alejo, será lo próximo que va hacer Rodríguez, cuya sintonía con la Prensa ha sido por cierto siempre buena.

No tener cargo publico, haber dado una lección de moral política sin precedentes en estas Islas, y por supuesto salir de rositas de las imputaciones de Castro, son el mejor equipaje que un político como Rodríguez necesitaba de cara a las próximas elecciones, donde todo apunta a que las cosas no le van a ir bien al Partido Popular a nivel nacional.

Pues no hay que olvidar que Rodríguez es un político de ideario  populista al modo romano (factio popularium ) y por lo tanto dispuesto apoyar  y sacar adelante iniciativas populares destinadas a la mejor distribución de la riqueza, el alivio de las deudas de los más pobres y la mayor participación democrática de la población. Lo que necesariamente choca con los tecnócratas del partido pero que a él le da gran predicamento entre los afiliados.

Con su dimisión se sale Rodríguez, por la puerta grande, de la política activa, pero no del control de las cuerdas que mueven el poder político, donde se encuentra como pez en el agua.

De ahí que muchos ya estén pensando: ¿que hacemos con Rodríguez?

Creo que lo  mejor para todos seria que lo hicieran Ministro en la próxima, antes de final de año, renovación del gabinete de Rajoy  junto al incombustible Arenas.

Dejar un comentario?

0 Comentarios.

Deje un comentario


NOTA - Puede usar estosHTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>