Pigmalión

Ovidio, un escritor romano nacido hace 2055 años más o menos, escribió varias obras de carácter didáctico, lo que sería un serie de manuales de hágalo usted mismo hoy en día, algunas de las cuales todavía se editan como su famosa obra “el arte de amar”  que por cierto a modo de antídoto completo con su obra “remedios de amor”   , para evitar , dice él, que  la búsqueda del amor  traiga la  desesperación y la desgracia.
También escribió toda una recopilación de historias moralizantes, en la que los protagonistas son, como no, dada la época en que se escriben, los dioses de la mitología griega y romana. En esta recopilación de historias, que se conoce como “las metamorfosis”  está la historia, mitológica sin duda y por lo tanto fantastica, de Pigmalión, justo está en el libro X , el mismo donde está la historia de  Orfeo y Eurídice, que inspiro a mi amigo José Manuel Costas Duran, conocido por “Manuel Castelin” , a escribir su obraEl Viaje de Orfeo al Fin del Mundo”  y en donde sitúa la entrada a los infiernos en costa gallega del cabo de finestra (finisterre) y que por cierto buscamos juntos alla por el 2003

La historia de Pigmalión  es la historia de quien no estando conforme con lo que tiene o mejor dicho con lo que no tiene, lo idealiza, hasta el punto de crear un sustituto en mármol, una estatua de una Venus, y en virtud de la intervención, imprescindible intervención, de la magia, de lo espiritual ligado a la fe, en la historia de Óvido, como no, una diosa mitológica como Afrodita  la diosa del amor y la lujuria  de los antiguos griegos, se consigue hacer real, eso es de carne y hueso, la mujer idealizada por Pigmalion con el nombre de Galatea.
El esquema de la historia de Pigmalion es simple, se tiene una carencia, real o imaginaria, se idealiza un deseo, se recrea hasta el punto de creerse que realmente existe, y en virtud de tal cosa, por fuerzas incompresible, por magia, por el poder de los dioses, tales deseos se cumplen y por lo tanto se hacen reales.

Es un esquema que vemos muy repetido en la literatura universal, es la historia de Pinocho, el muñeco de madera que cobra vida porque  el carpintero Geppetto siempre ha deseado tener un hijo.

Y del nacimiento de Pinocho nos llegamos a la teoria, muy de moda ultimamante, de la  “Ley de la atracción “ que sus enunciadores conciben como si de un principio científico se tratara , aunque  no se puede probar por medio científico alguno,  según el cual  los pensamientos tienen una energía, por medio de cual  se atrae hacia los  individuos “la fuerza del Universo” que hará que los deseos de la persona se conviertan en realidad. 
La magia la produce ahora no la diosa Afrodita, que compasiva concede los deseo de Pigmalion, si no la fuerza de la fe a secas, con una energía creadora similar, esto es se pueden convertir estatuas de puro marmol en bellas esposas, con lo  que se abarcar a todas las creencias y religiones sin causar algún tipo de malestar entre ellas pues todas pueden hacer uso de ella.
Tal supuesta ley, que nos llega de la mano de las nuevas religiones y  , como no ,  tiene su origen en la filosofia hinduista ,  se basa como las antiguas en el principio de la fe, esto es la creencia de que algo es cierto sin ningún tipo de otra prueba que la afirmación que alguien, supuestamente dotado del don de hacer milagros, hace sobre la misma.
Yo que soy de la época donde por fe teníamos que creernos, por ser dogma, que dios existía en tres personas distintas, que se podía parir un hijo sin perder la virginidad, y alguna que otra cosa más que ahora no recuerdo, estoy en posición de creerme de casi todo, si no fuera que mi escepticismo ha ido creciendo con los años y ya no me creo casi nada. 
Así que lo poco que creo lo pongo en cuestión científica, esto es lo necesito medir, pesar y contar, para poder darle el valor de certeza. Por lo tanto cuando el otro dia mi peluquera  Yolanda me hablo de la pelicula “el misterio” recorde la historia  que contara Ovidio sobre Pigmaleon.
Cuando  vi la tan discutible película “el misterio”,  de la cual pongo más abajo el tráiler, lo primero que pensé es cuánto dinero habrá ganado el productor , en lo que es una película de bajo coste, es un documental bien montado, por contar nada nuevo, que no se supiera y que ya resumiera en pocas palabras el evangelista San Mateo cuando escribio : “todo lo que pidiereis orando, creed que lo reci­biréis y os vendrá”. (Está en el capítulo No. 21, versículo 22 de San Mateo.)

Evoques , esto es llames, a Dios, a la virgen o santo de turno o a las fuerzas del universo, solo estaran haciendo exactamente, lo que resulta es el gran secreto que la pelicula nos revela, lo que ya desde los tiempos inmemoriables existe como principio basico, esto es estaras rezando, pidiendo en difinitiva con fe,  que algo que deseas o necesitas se materialice. Que es exactamente lo que hizo Pigmalion a la buena de Afrodita, rezarle.
Ahora bien ¿se puede conseguir con la “ley de la atraccion “ o con el vulgar rezo cualquier cosa? Incluso ¿se puede como cuenta Ovidio le paso a Pigmalion convertir una estatua de marmol en una mujer? 
Pues yo pienso que no, por varios motivos, y eso que conozco la cita biblica que se atribuye a el propio jesus  que dice : “porque de cierto os digo, que si tuviereis fe como un grano de mostaza , diréis a este monte: Pásate de aquí allá, y se pasará; y nada os será imposible” (San Mateo, 17: 14 a 20) 
Y soy incredulo por una regla basica, necesito  la constatacion del fenomeno. 
Lo que diga Ovidio o San Mateos no son pruebas de certeza, de que realmente eso ocurrio o que jesus dijera eso, o en caso de que lo dijera fuera cierto.Y esa es la primera de las reglas que hacen que todo lo dicho en la pelicula sea rechazable. ¿Por qué donde estan las pruebas de que eso que alli se dicen es cierto?
Pero voy mas alla, en el caso que uno de los casos que se cuentan fuera cierto y por lo tanto constatable, ello no hace que el resto lo sea. 
Es cierto que el celebro humano puede convertir por medio de la voluntad a un individuo inculto o facio en un elegante caballero, trama de la pelicula “my fair lady” , es cierto que se pueden cambiar las condiciones personales o sociales con solo proponernoslo, e incluso conseguir que nuestro cuerpo reaccione frente a la enfermedad solo con el impulso de la creencia, el llamado efecto placebo asi lo demuestra. Pero de ahí a convertir las estatuas de marmol en mujeres de carne y hueso, que se dice, o mover montañas hay mucho trecho por recorrer.
La magia no existe, entendiendo esta como:  pretende producir resultados contrarios a las leyes naturales conocidas valiéndose de ciertos actos o palabras, o bien con la intervención de seres espirituales. 
Y aquello que nos parece magico es porque no conocemos la explicacion natural de su porque en el momento en que se produce el supuesto resultado.
Si vemos este video que pongo mas abajo, la mayoria diremos que es un truco de magia muy bueno, pero truco en definitiva.

Y se vemos este otro, diremos que es producto de una depurada tecnica sin truco
Pues bien, ¿ a cuantos millones de personas, se les puede hacer  pensar  que esto que han visto es producto de la magia o de un milagro produccido por el rezo?
Piensen en cuanta gentes, que no saben que es un televisor, a las que estos dos espectaculos le pueden conducir a errores comunes de razonamiento.
Esas personas seria el segmento de poblacion a la cuales se le puede hacer creer que los autores de esos productos son dioses o semidioses, o grandes magos o chamanes, el nombre es lo de menos.
Pues bien con lo de Ley de la Atraccion universal ocurre lo mismo, se trata de aderezar una creencia de todos los elementos magicos posible y luego intentar sacar ganancia de los credulos, con cursos, libros y consejos para que pueda el consumidor de los mismos atraer sobre si cualquier cosa que quiera imaginarse . 
Vean un ejemplo de un pescador  de injenuos y  credulos.
Y es que lo que parece mas increible tiene su truco :
Hoy en dia en estos tiempos de crisis el terreno esta abonado para los nuevos engañabobos, las gentes, acostumbradas a cierto nivel de buena vida, quiere seguir en la misma, lo que es humano, y muchos lo que quiere es tener la oportunidad de cambiar de situacion economica, de tener un simple trabajo, que les permita tener una simple casa a medias con el banco y un simple coche a medias con la financiera, asi que muchas veces no duda en esforzarse haciendoles caso, lo que alguno me ha justificado con el argumento de :  “y  si funciona…….”
No se trata de una situacion nueva, ya lo dijo el bueno de San Mateo, el evangelista, que hoy ya he citado antes como referente historico mas que religioso, lo dijo en 24.11 , de este modo : “ Y muchos falsos profetas se levantaran y engañaran a muchos” 
En el siglo pasado estubieron de moda los predicadore y en lo que llevamos de este se estan poniendo de moda, por medio de internet, los conseguidores de que la “ley de la atraccion” te funcione para conseguir el exito, eso si el éxito capitalista. ¡Hay si don Carlos Marx levantara la cabeza.¡
Por cierto la prueba de que la suerte existe y que no hace falta que se pida el dinero con fe para que este te llegue la tenemos en Don Sebastian Salas Colom 

 

Dejar un comentario?

0 Comentarios.

Deje un comentario


NOTA - Puede usar estosHTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>