¿El “harakiri” de Jordi ?

Difícil me lo pones, le respondí a un amigo que me pregunto por mi opinión sobre el “Harakiri” político, del ahora ex honorable, Jordi Pujol.

Y ciertamente, continué diciéndole, su carta me parece patética y como tal mueve a sentir cierta pena o compasión en una primera lectura, pero resulta ser un modelo de cinismo tras una segunda lectura. Tal carta es, sin duda, un documento escrito con una calculada intención.

Pero ¿cuál es esa intención?

Pensar que Jordi no da puntada sin hilo sería muy simplista e incluso un insulto a la inteligencia del padre del nacionalismo catalán, que no independentismo catalán.

Jordi ha sabido tejer una estrategia política de ser leal a Madrid, bajo precio, sin dejar de ser catalán, que ha permitido crecer, a modo de clientelismo, creando un oligopolio de negocios, desde los productivos a los financieros pasando por los especulativos, dentro de un territorio que tiene una población de 7.500.000 de habitantes a los cuales el Estado Español les saca el 16 % del total de los impuestos que recauda.

Tal bonanza económica ha permitido engordar las cuentas particulares de muchos a la sombra de los contratos que venían desde la Generalidad, controlada por Jordi por medio de su partido. Y sabido es que aquí, en general los partidos políticos han sido como agencias de reparto entre trúhanes.

Tal sistema clientelar funciona sobre la confianza mutua, sobre un eje repartidor, que da, cobra y reparte lo que cobra. Lo que se da puede ser un contrato, una licencia o un trámite, algo que dará un beneficio al que lo recibe, y lo que se cobra suele ser un porcentaje sobre el valor de lo que se recibe, que se puede pagar en dinero o en especie. El reparto suele ser desigual, porque como dice el refrán: “el que reparte se lleva la mejor parte”.

Jordi habría instaurado un sistema así, que daba a los políticos de Madrid apoyo en las cortes para sacar sus leyes y estos, a cambio, le dejaban hacer en Cataluña, donde repartía favores y los cobraba para sí y para el resto de sus conjurados, donde sus lugartenientes eran principalmente sus hijos, que repartían y retraía a su conveniencia.

Jordi ahora tenía una imagen pública de abuelo bonachón, algo cascarrabias, que vivía en un piso confortable, sin lujos, que tras sacrificarse en la labor publica se entretenía en escribir sus memorias al lado de su fiel Marta, como si fuera el depositario de los valores cristianos tradicionales catalanes, representados en el “Bon Seny”, libro escrito en catalán que Franco hurtó de librerías y bibliotecas para hacerlo quemar.

Y ahora, de repente, como el Samurái, va Jordi y se hace el “harakiri” al explicar que ha defraudado a la hacienda pública, que es la única acción no permitida y que nunca debe de hacer el perfecto mafioso, como nos demuestran las biografías ejemplares de Al capone o Pablo Escobar.

¿Por qué razón?

No lo sé a ciencia cierta, y me pregunto si estamos ante la loba que se hace ver al cazador en el monte y lo lleva en su persecución hacia el lugar más alejado de su cubil, salvando así a su prole aún poniendo en riesgo su propia vida.

Podría ser, pues no existe riesgo de cárcel, dada su edad, y mucho menos de pérdida de su abundante fortuna, diversificada entre sociedades, testaferros y paraísos fiscales.

Por lo tanto sacrificaría sólo el honor y ese es un concepto con diversas interpretaciones según sea quien lo considere y que está sujeto al olvido, y eso en Cataluña debe de ser algo muy corriente, pues gentes que deberían de ser públicamente apartadas de los cargos públicos por alguna fechoría luego te los encuentras bien colocados, e inclusos algunos son subidos al “Olimpo” de la ejemplaridad, como el caso del Presidente de los Graduados Sociales catalanes que de ser condenado por estafa a la Seguridad Social ha recibido años después la (http://elgraduadosocial.com/blog/el-deprestigio/) Gran Cruz de la Justicia Social del Consejo Superior de Colegios de Graduados Sociales.

Pero, además, el honor, la honra y la reputación están extremadamente ligadas, y se asocian más al concepto de la imagen personal, que es eso que se puede fabricar a poco que te busques un par de trucos de publicidad y de eso ya ha empezado a encargarse la prensa afín, como “la vanguardia” cuyos artículos exculpatorios de la conducta defraudadora de Jordi no tienen desperdicio.

Así que mucho me temo que Jordi no se ha hecho el “harakiri”, más bien está haciendo un pulso al pueblo demostrando que él es el que manda y que paga lo que quiere y cuando quiere y, además, que no va a dar explicaciones en el Parlament, pues faltaría más, ¿de cuando acá los amos dan explicaciones a los súbditos?.

En-casa-del-primogenito-A-Jord_54413435403_51347059679_342_226

La monarquía=el test socialista

Ya dije, cuando escribí sobre las causas porque se producía ahora la esperada y necesaria abdicación del Rey Juan Carlos I , que una de las causas de tal regia decisión era que el relevo en la dirección del PSOE, con la marcha de Pérez, ponía en peligro la posición monárquica del dicho partido.

Sabido es que la mayoría del pueblo español, incluidos los que viven en Catalunya y el País Vasco, no participa del ideario Marxista, que PODEMOS esconder e IZQUIERDA UNIDA confiesa, de que hay que instaurar una dictadura del proletariado, sería una dictadura de una clase sobre otra, entre otras cosas porque aquí no existe, por mucho que se empeñen los ideólogos de las izquierdas, una conciencia de clases como la definió el autor del Capital.

Así pues como el que vota es ese pueblo español y el partido socialista perdió las elecciones generales, esas que llevan al Gobierno del Estado Español, estos están necesitados, para supervivir, que les vuelvan a votar mayoritariamente en las próximas elecciones y para ello se han plateado, renovar sus dirigentes y sus mensajes electorales.

Y aquí es donde el mensaje: Monarquía Si o Monarquía NO, se convierte en una evaluación de sus aptitudes política de cara a ese electorado. Y a nadie escapa que es importante tener claro cuál de los dos mensajes se ponen en el reclamo electoral.

Si se pide la Republica se están decantado por “Monarquía NO” , así que lo primero que tiene que aclarar a sus afiliados los candidatos a dirigir el PSOE es si quieren, como piden PODEMOS e IZQUIERDA UNIDA, un referéndum ahora antes de la entronización de FELIPE VI o por lo contrario están por acatar la constitución y esperar a su posible reforma para plantear el cambio de régimen político.

Como decir que son republicanos pero que apoyan la monarquía, que es lo que vienen diciendo desde la transición de la dictadura del General Franco a la Monarquía Parlamentaria que actualmente tenemos. Si lo han realizado es porque era lo más rentable, políticamente hablando.

Pero ahora , tras la pérdida de votos, los posibles candidatos a la secretaria del PSOE y a la presidencia del gobierno de la nación española pueden tener intereses en cambiar esa estrategia y volver a ser republicanos y decir “Monarquía NO” , para ganarle votos a PODEMOS e IZQUIERDA UNIDA . Si eso fuera así, lo que es una legitima pretensión, se tienen que “retratar” ante sus afiliados de cara a sus elecciones internas.

Pero tal rasgo de sinceridad va a estar dividiendo al partido justo cuando lo que menos necesitan es dividirse. Así pues a la espera de lo que diga el díscolo Eduardo ya ha dicho Susana que ella está por seguir con la estrategia del no pero sí que prometió al Rey el saliente Alfredo.

Por eso que la votación, para mi innecesaria, de la aceptación de la abdicación de Juan Carlos por las Cortes Generales, nos va a permitir comprobar si era cierta la tesis del librero Alfonso Guerra que establece que “El que se mueve no sale en la foto” que indicaría, como aviso, los riesgos que tenían los que sentían la tentación de ejercer de disidentes dentro de su partido.

Esperar y ver que hacen los miembros socialistas de las cortes en esa votación nos permitirá adivinar por donde irán los tiros en las elecciones internas del partido y si existirá la necesaria unión en torno al nuevo líder que lleve o intente llevar al partido al poder.

la resistencia al cambio

Porque es MARXISTA el movimiento social PODEMOS.-

Escribí el otro día en una intervención de Facebook la frase “la alternativa marxista de PODEMOS” y tal cosa ha provocado que algún amigo me escriba diciendo que me estoy pasando al dar el calificativo de MARXISTA al nuevo movimiento social. Así que explicaré de dónde viene mi afirmación.

Sabemos que el sostén ideológico de PODEMOS es un grupo de intelectuales que se agrupan en torno a la Universidad Complutense de Madrid y es un hecho de que está siguiendo la consigna marxista, conocida como la tesis 11, que dice: “Los intelectuales (filósofos en el texto en alemán) hasta el momento, no han hecho más que interpretar de diversos modos el mundo, ahora de lo que se trata es de transformarlo”. El propio Monedero lo reconoce en una intervención que hizo en la Charla “Mover ficha: Riesgos de nuestra democracia y urgencias de la política”, que dio en A Coruña, 18/01/2014, y que puede verse en su página web.

Y eso lo sabemos tras hacer un estudio, no demasiado extenso, de los orígenes de los componentes del triunvirato de dirigentes de PODEMOS, a saber: Juan Carlos Monedero, Pablo Manuel Iglesias y su jefe de campaña, Íñigo Errejón, éste último, además, con un pasado en organizaciones trotskistas. Y todos ellos ligados a la facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad Complutense de Madrid y, por lo tanto, eran “intelectuales” que interpretaban el mundo de la política española y que han decidido “mover ficha” y ahora tratan de ayudar a “transformarlo”.

Así pues, también sabemos que éstos autodenominados politólogos, antes de ésto se han dedicado, bajo precio, a todo tipo de trabajos de consejos para gobernantes de izquierdas suramericanos y de comunicación a las masas, sobre los que destacan el de la imagen de PODEMOS, Pablo Manuel Iglesias y su jefe de campaña, Íñigo Errejón, que fueran los creativos del video, “Mi voto no lo regalo”, de la campaña de Izquierda Unida a las últimas elecciones legislativas.

Así pues, según denuncian desde las propias organizaciones comunistas y republicanas, lo que parece un proyecto participativo y democrático, que se diferenciaba de otras organizaciones de la izquierda, resulta ser un movimiento social controlado, al mejor método estalinista, por un reducido grupo ideológico, que toma todas las decisiones en PODEMOS, que luego se comunican al resto de la Coordinadora sin, por supuesto, discutir con nadie sus propuestas. Esa forma de dirigir pasa por el uso de un equipo de comunicación que prepara los argumentos y respuestas para las tertulias televisivas, ejerce de entrenador y le envía datos en directo al propio Pablo Iglesias, la imagen de PODEMOS, después.

Se ha acusado igualmente a los intelectuales de PODEMOS de tendencias operativas propias del Trotskismo, como sería la revolución permanente que utiliza cualquier medio para atacar al poder, aunque en el caso de PODEMOS no exista una clase social con conciencia de ser proletario que los apoye.

Por tanto, poner el calificativo de MARXISTA a PODEMOS, sin ánimo de injuriar, es simplemente apreciar o determinar las cualidades o circunstancias que tiene este nuevo movimiento social, y no olvidar que marxista es el partidario de Karl Marx o que profesa su doctrina o enseñanzas.

 podemos

 

El porque ahora

Soy de los que vengo opinando que Juan Carlos, el rey de España, debía haber dado paso a su hijo Felipe hace años, y así lo dije en este blog en Marzo del año pasado en estos términos:

“Juan Carlos, hace tiempo que debía de haber dimitido del oficio de Rey por motivos varios y que ahora debería de aprovechar el ejemplo del recientemente dimitido Benedicto y salir por la puerta grande y no de prisa y corriendo como algunos de sus antepasados.”

Y es que estoy convencido que la monarquía parlamentaria es “la garantía de estabilidad” política, evitando ese gasto innecesario de tener que elegir al presidente de la nación, como se hace en otros países de Europa como en Francia, Italia o en Alemania. La monarquía española actual está alejada de la ejercida por los unificadores Isabel y Fernando, más conocido como los Reyes Católicos, pero sigue siendo garantía de la unión de la nación Española.

Frente a las variopintas reacciones que se han dado al anuncio de la abdicación de Juan Carlos I en su hijo Felipe VI, no me han sorprendido las republicanas de la alternativa marxista de PODEMOS o las de los comunistas de Izquierda Unida, pues las mismas son consustanciales a su ideario. Las que sí me han sorprendido han sido las de los exegetas de las teorías liberales de la derecha española, Pedro J. Ramírez y Federico Jiménez Losantos , que han coincidido en decir que “el Rey se ha ido en el peor momento y sin dar explicaciones “ y que “no ha sido una decisión acertada” .

Y a mí me parece sorprendente que ambos pensadores, y bien informados periodistas, desconozcan que precisamente es ahora cuando se puede abdicar sin traumas y con las mayores garantías de que “el gallinero político” no se revuelva demasiado, garantizando el tránsito normal entre reyes.

Porque tomada, por fin, la decisión de abdicar y teniendo garantizada la mayoría cualificada de dos tercios de los votos de la cámara de representantes, con las promesas previas de Rajoy y Rubalcaba, el momento de hacerse la trasmisión hereditaria es ahora, justo después de la Elecciones Europeas y antes del Congreso del PSOE y, es más, me aventuro a pensar que la toma de posesión de Felipe VI se va a realizar entre los Octavos de final y los Cuartos de final del campeonato mundial de futbol, los días 2 o 3 de Julio.

¿Por qué razones ahora y en esas fechas?

Pues pienso que es elemental hacerlo antes de saber quién es el nuevo secretario general de PSOE, porque Rubalcaba no va a repetir y eso crea la incertidumbre de si el nuevo será Eduardo Madina, y éste, en el deseo o necesidad de irse a la izquierda para recuperar los electores perdidos, diga que quiere poner en cuestión la institución monárquica mediante un referéndum.

Los partidos del mundial van a tener entretenido a una ingente cantidad de gentes, como pasaba con los juegos en la Roma de los césares y, si además el equipo español llega a los cuartos o a la semi final, el pueblo arderá en amor por la patria y por eso de “ser español”, así que ¿qué mejor momento para colocarle un nuevo rey, joven y olímpico, como Felipe VI?. Y cuando llegue el nuevo secretario del PSOE, el 27 de julio, ya se lo encontrará todo atado y bien atado.

Y si además, de paso, cuando por fin el antiguo funcionario de prisiones, hoy Juez José Castro decida imputar a la sumisa Cristina, ésta ya no será la hija del Rey de España, sino la hermana, pues mejor que mejor.

Así pues, si tenía que ser en este año, tiene que ser ahora y no para más adelante, que sería en el mejor de los casos para después del verano, pues las cortes se van de semi vacaciones, normalmente después del 26 de Junio, por lo tanto, no sería descabellado programar la toma de posesión del nuevo rey para la semana siguiente, y así se iría a la final del campeonato de futbol el 13 de julio de 2014 a ver ganar al equipo español.

Además, como decía el eslogan turístico,  “España es diferente” y aquí contra lo que es normal entronizamos reyes sin enterrar a los anteriores.

Juan Carlos, Rey de España

Juan Carlos, Rey de España

PODEMOS, pero no queremos.-

La gran sorpresa mediática en la política de España ha sido la aparición de un nuevo “partido político” de izquierdas, está por ver si de extrema izquierda, que a modo de imitación o copia del llamado “INSTRUMENTO ELECTORAL POR LA UNIDAD POPULAR  de Argentina, se ha denominado “PODEMOS” y ha logrado 1.224.578 de votos en las últimas elecciones Europeas.

cartel del PODEMOS argentino

cartel del PODEMOS argentino

La imagen, que no líder , de este fenómeno es Pablo Manuel, un profesor de la Facultad de Políticas en la Universidad Complutense de Madrid, que se había hecho ultimamente habitual de las tertulias televisivas de los últimos meses, en una muy bien calculada campaña de imagen, que incluye el uso de un equipo de documentación de apoyo que se comunica con el tertuliano profesor en directo por medio de una avanza tecnología, más propia de un alumno que hace trampas examinándose. (Un equipo de la asociación cultural La Tuerka le prepara argumentos para las tertulias, ejerce de entrenador y le envía datos en directo).

Pablo Manuel Iglesias

Pablo Manuel Iglesias

Así pues con la dicha cierta ventaja y su frío cálculo político ha sabido Pablo Manuel presentarse en el medio televisivo y utilizarlo como el instrumento de propaganda más efectivo de su opción electoral contra el bipartidismo y todo lo demás que segun ellos nos machaca por culpa del poder establecido. Supongo que también le habrá ayudado mucho su habilidad para mantener la calma en cualquier discusión, sus dotes de actor, pues ha actuado en obras de teatro en la Asociación Antígona, y su estudiado “look” de intelectual progre. Aunque el ideólogo de todo este entramado es el politólogo Juan Carlos Monedero Fernández-Gala un tipo al que habría que aplicar el dicho de “hacer lo que yo digo pero no lo que yo hago”.

Subidos al carro de presentarse como los nuevos “tribunos de la plebe”  que defiende al sufrido pueblo de eso que llaman no sé por qué, la “casta”, y que son los causantes de todos los males económicos y politicos que sufrimos. El nuevo partido amalgama a gentes de variado pelaje, de lo que es un claro ejemplo sus cinco recien elegidos eurodiputados que son: profesor de Ciencias Políticas, maestra, ex-fiscal jefe anticorrupción, autónoma en paro y científico del C.S.I.C. .

Se pretende conseguir, según su programa, lo siguiente: Recuperar la economía, Conquistar la libertad, Conquistar la igualdad, Recuperar la fraternidad, Conquistar la soberanía, Recuperar la tierra, y todo ello por medio de construir la democracia.

Así que con un programa más propio de una utopía anarquista que de una organización política medianamente seria y con el eslogan “construir la democracia” , que se repite como un mantra, se presentan ante un electorado cansado de ver como cada día se pierde, sin saber muy bien por qué, derechos económicos, sociales y culturales , de carácter básicos en un mundo moderno, como son el derecho al trabajo, a una vivienda digna , la salud (asistencia social, asistencia médica, seguridad social y cobertura sanitaria universal), a una educación adecuada, a la justicia rápida y gratuita, y de ver que los niveles de pobreza son cada día más amplios.

Y sabido es que si se quiere una llamarada social, como manifestación brusca y repentina de un sentimiento de protesta, no hay como montar una asamblea y que mejor asamblea que unas elecciones como las del Parlamento Europeo, donde es creencia popular que para nada sirven ni nada arreglan. Así pues , como el que tira un traca,  parte del pueblo soberano  fue a votar, una minoría del 41,73 por ciento de los ciudadanos con derecho a voto y, por lo tanto, ha advertido, más bien amenazado, a los políticos profesionales del bipartidismo, que se puede votar a PODEMOS porque está harto de sufrir sin razón aparente.

Ahora bien, ¿será capaz de articular, el grupúsculo de intelectuales  que conforma PODEMOS, que son los que con sus ideas antisistema originaron el 15-M, una organización eficaz y capaz de asumir y, sobretodo, digerir el éxito electoral de PODEMOS?.

El parecer del engreído marido de Celia y politólogo de cabecera de Mariano es que no, porque son unos “frikis” , término que no definió, así que no sabemos si los considera como unos “extravagantes”, “estrafalarios” ( en su vestimenta o costumbres) o que son unos “aficionados” “amateur” ( por tener una afición desmesurada por algo).

Yo personalmente creo que no podrán antes de las próximas elecciones locales, municipales y autonómicas, estructurarse de un modo eficaz para dichas elecciones con posibilidades de igual éxito, salvo que se suban al carro de Izquierda Unidad, que ya cuenta con una organización o maquinaria entrenada en ese tipo de guerras.

Y es que el asamblearismo, dogma de fe de su ser, que rige los designios de la organización es su primera y la mayor de sus trabas, pues conocidas son las dificultades logísticas inherentes a esta forma de gobierno. La democratización de la gestión no es posible y unas elecciones como las locales requieren algo más que un candidato televidente, como una iglesia necesita sacerdotes servidores o pastores del rebaño de feligreses más que telepredicadores si quiere expandirse de una forma medianamente organizada.

Así pues estando como estoy en contra de los políticos corruptos o los mesiánicos, que son igualmente perniciosos para cualquier sistema social, se me hace preciso manifestar que estoy con los que dicen “no queremos” a la solución PODEMOS.

Y razones tengo varias, que incluso las puedo enumerar, asi que veamos:

1.- IMPROVISACION:Toda alternativa política, llámese partido político, movimiento o “método para el protagonismo popular ciudadano”, como se autodenomina PODEMOS, exige un tiempo de maduración, de debate sobre su organización, sus fines y su estrategia, sobre los posibles acuerdos y alianzas con otras organizaciones políticas. Y de eso carece PODEMOS por los cuatro costados.

2.-FALSOS OBJETIVOS:La fundación de una alternativa política no puede estar basada en una tesis  doctoral, por muy participativa que esta haya sido cuando la elabora el grupo de reflexión “la Promotora de Pensamiento Crítico” en la Universidad Complutense de Madrid y mucho menos se puede extender, como si fuera un producto, mediante la propaganda simplona consistente en contraponer a la gente, los que sufre la crisis contra una supuesta “casta” opresora, que realmente como grupo social no existe. Se crea una solución para un problema inventado por medio de un discurso que se basa en decir: como el pueblo esta oprimido se puede utilizar la violencia en las calles y la solución es una revolución popular teledirigida por el grupo de reflexión. Se trata de llevar a la practica la conocida tesis nº 11  del pensamiento marxista, reinterpretado por Engels, por la cual los intelectuales deben dejar de analizar el mundo para ponerse a transformarlo.

3.- POPULISMO: El ambicioso fin de regenerar la sociedad entera no puede suponer la abolición de las instituciones sociales, porque siendo cierto que “la corrupción es una pandemia que amenaza la supervivencia de la democracia” también lo es sustituir la democracia participativa por el asambleísmo populista, que se ejerce desde el conquistado Estado y que consiste en tomar medidas para ganar la simpatía de la población, particularmente la que posee derecho a voto, aún a costa de tomar medidas contrarias a la democracia , pues su objetivo primordial no es transformar profundamente las estructuras y relaciones sociales, económicas y políticas, como se anunciaen  en el cartel de su inicial presentación, sino el preservar el poder y la hegemonía política a través de la popularidad entre las masas. Tal como ocurre actualmente en Venezuela estamos ante un neo comunismo, con el clásico objetivo de la toma del poder del Estado en nombre de la clase social de los oprimidos, que ahora es más heterogenia pues hay miembros de la Plataforma de Afectados por las Hipotecas (PAH), el 15M, la Red Por el Agua Pública de la Región, las Mareas por la Educación y la Sanidad…etc, etc. Si bien se nota la falta de la clase trabajadora o sindical, que están normalmente dividida entre el PSOE e Izquierda Unida.

4.- NADA NUEVO BAJO EL SOL.- La alternativa política que ofrece PODEMOS es un modelo creado por intelectuales de izquierdas aplicando el conjunto de teorías políticas, económicas y filosóficas desarrolladas por el líder bolchevique Vladímir Ilich Lenin  dentro del marxismo, y cuyo cadáver embalsamado se venera en la plaza roja de Moscú.

La única diferencia entre las teorías del ruso y la aplicación de la misma que dicen hacer los intelectuales que sostiene PODEMOS es que este creía que estos objetivos sólo podrían ser alcanzados a través de una forma de organización, donde la disciplina, a modo de disciplina de partido, estuviera subordina al parecer de la minoría dirigente. Y por lo contrario en PODEMOS se dice que se hace un uso constante del asambleísmo para la toma de las decisiones, hasta un grado que llevaría a la inoperancia a cualquier organización seria.

Por eso es importante que se vigile la operativa interna de PODEMOS, pues como se declara como una organización que tienen como fin la toma de la las instituciones del Estado, el hecho de que no tenga preparado un grupo social compuesto por personas habilitadas para realizar las tareas de la administración pública, es un riesgo, puesto que de ser en realidad así estaríamos ante una alternativa política que tiene como fin la abolición del Estado ,entendido como gobierno, y por extensión toda autoridad, jerarquía o control social que se imponga al individuo, por considerarlas indeseables, innecesarias y nocivas, esto significaría que estaríamos ante un movimiento social de carácter anarquista encubierto.

Expuesto lo anterior se podría pensar que estoy en contra de PODEMOS, cuando lo único que digo, desde mi modesto punto de vista, es que no estoy por la alternativa que ofrece este nuevo movimiento social. Creo que PODEMOS es un revulsivo social importante y de momento ya su éxito electoral ha hecho reaccionar al partido socialista que va a iniciar un proceso de renovación interna.

Estoy convencido de que el fenómeno PODEMOS se va a desinflar de cara a las elecciones locales y autonómicas y volverá a intentar reactivarse de cara a las elecciones generales.

Ya veremos que juego da de cara al futuro esta conjuncion de personajes y de ideas.

podemosyloscuatro

Elecciones Europeas: El experimento con gaseosa.-

Se atribuye al escritor y periodista español, nacido en Barcelona, Don Eugenio d´Ors la frase “los experimentos se hacen con gaseosa”, que pronunció cuando un camarero intentando abril una botella de cava la derramó de forma ostentosa debido a su impericia en el arte del descorche.

Y es que aprender el descorche usando gaseosa, producto barato a base de agua y bicarbonato, parece más lógico que usar un elaborado y más caro vino de cava, pues al ser ambos espumosos tienen iguales efectos a la hora de hacer prácticas en tal oficio.

Pues esa fórmula, la de hacer las prácticas sin riesgo y a bajo costo, ha sido adoptada por el acervo popular español y la ha usado en las recientes elecciones europeas cuando aquellos ciudadanos, que todavía creen en la democracia y están dispuestos a distraer un momento de su domingo, fueron a votar.

Se tiene, no sin cierta razón, la idea de que eso de votar a los parlamentarios europeos es algo así como usar gaseosa para aprender el arte del descorche. Siendo elecciones, se vota a los candidatos que ponen los partidos de aquí, pero las consecuencias para el ciudadano elector no son apreciables ni creen que le vayan a suponen un coste sobre sus condiciones como ciudadano de a pie.

Eso es así porque los ciudadanos saben que en las elecciones europeas no votan a los alcaldes, que le dan los servicios locales que reciben en sus calles, ni al gobierno autonómico, que les condiciona los servicios básicos transferidos por el Estado, ni al presidente de la nación, que marca las políticas generales. Nada de eso, piensa el ciudadano de a pie, va a resultar afectado por lo que se vote en las elecciones europeas.

Así pues, el ciudadano puede, sin consecuencias directas para él, dar su voto a quien se le antoje y normalmente lo hace como voto de castigo o simplemente para fastidiar. Y eso se hace de forma mayoritaria y con independencia de su pensamiento político.

Las estadísticas nos indican que en las últimas elecciones europeas votó solo el 41,73 por ciento de los ciudadanos con derecho a voto y eso quiere decir que la mayoría del pueblo español, esto es el 58,27 por ciento, se quedó en su casa o fue a votar en blanco o de modo nulo.

Está claro que no se puede extrapolar los resultados electorales europeos a las elecciones generales, ya no sólo porque en las europeas se dé el efecto de que “los experimentos se hacen con gaseosa”, referido anteriormente, sino porque, además, hemos de considerar que tradicionalmente los electores de izquierdas son ideológicamente más fieles y sacrificados que los electores de derechas, por lo tanto, todos aquellos que están dispuestos a votar a la izquierda, que en números redondos, son 2,5 millones de ciudadanos, han ido a votar en las elecciones europeas.

Una prueba de ésto la tenemos en la distribución de los votos en Cataluña, donde el partido nacionalista de izquierdas (ERC) aumentó su electorado en 96.559 votos, mientras el partido nacionalista de derechas (CIU) lo disminuyó en 564.688 votos.

Teniendo en consideración que el número real de personas en desempleo ronda los 6 millones de ciudadanos, es evidente que hay una población que sufre de modo directo la falta de dinero e incluso en muchos caso está pasando situaciones de carencia básica y por ello se suele, erróneamente desde mi punto de vista, pensar que ese número de personas vota, en general, a los partidos de izquierda.

La presencia o aparición de una alternativa electoral como PODEMOS, plataforma electoral que no partido, creada cuatro meses antes de las elecciones puede dar la impresión de que estoy errado en esta última opinión.

Un somero estudio sobre la creación, ideología y metas de dicha plataforma me lleva a pensar que el éxito electoral de la misma es un efecto claro de la fórmula “los experimentos se hacen con gaseosa” por parte de los electores. Y los números me dan la razón puesto que si sumamos los votos de la izquierda (PODEMOS + IZQUIERDA UNIDA) tenemos 1.875.019 votos que son 188.979 de más que los que tuvo en las elecciones generales la coalición de izquierdas de IU-LV – IZQUIERDA UNIDA-LOS VERDES: LA IZQUIERDA PLURAL.

No creo que los 188.989 votos de mas que han tenido las tendencias políticas de Izquierdas provengan de una toma de conciencia ideológica de estos nuevos votantes y sí del acierto de esta alternativa electoral que ha buscado estratégicamente un electorado joven, el cual está cansado de los políticos de siempre y desea caras nuevas que no estén en el lodo de la corrupción. En este sentido, se ha aprovechado el famoso Movimiento del 15-M, para encauzar a muchos indignados con una actividad política clasista y dividida entre los dos partidos mayoritarios y que resulta estéril para estos votantes.

Las elecciones europeas requieren una reflexión, no sólo sobre la aparición de PODEMOS, sino empezando por entender que la mayoría del electorado no se ha pronunciado en las urnas al quedarse en su casa.

Reflexionando: no se trata de abrazar las ideas de renovación a cualquier precio y, mucho menos, dando un cheque en blanco al populismo de los nuevos líderes de la izquierda, sino que se trata de seleccionar cuál de las alternativas de renovación merece tener el voto de sus ciudadanos, que le ponga el poder del Estado en sus manos, pues, sabido es, que el poder de estado se toma con relativa facilidad y se abandona a regañadientes y a veces a empujones.

En definitiva, los experimentos se hacen con gaseosa y no con cava.

elecciones-europeas-2014

¿Hay una “Fuenteovejuna” en León?

En la literatura española hay una obra, basada en un hecho real, que refiere como un grupo de personas, habitantes de la población de Fuenteovejuna en la provincia de Córdoba, se confabulan  para ocultar o ayudar a los asesinos de  la autoridad pública del lugar, que personifica el Comendador de la Orden de Calatrava, por ser éste una representación de la tiranía y la injustica que se ejercía  en aquel contexto social feudal por los que ocupaban cargos en el estamento del poder.

Puede que en la obra de Lope de Vega, donde se destaca más el hecho social que el particular, no quede evidenciada la motivación última del crimen, que sí está clara en la historia real de lo ocurrido, y que no fue otra que la existencia de un triángulo amoroso, el formado por el Comendador, la bella Laurencia y Frondoso, su novio.

Tal desvinculación fue debida al uso que se hizo de la historia en el momento de la publicación  de la obra de Lope, en el  año 1619, a ciento cuarenta años de distancia de los hechos, uso que solapó la historia particular, la causa última del crimen, al ser empleada como fuente literaria o argumento para  la justificación de una  férrea lucha que había en ese momento entre el  sistema feudal, viejo y caduco, pero que todavía tenía mucho poder, y  la naciente ideología que sostenía la necesidad de construir una monarquía fuerte, que representaban los Reyes Católicos en la obra de Lope.  No hemos de olvidar que el levantamiento, que cuenta la obra de Lope, no fue un acto de proletarios, porque esa clase realmente no existía todavía. Los coautores y encubridores  del crimen habrían sido principalmente pequeños comerciantes y campesinos desterrados y el  fin político de su lucha no fue establecer un gobierno democrático y popular, sino reestablecer la justicia bajo el dominio del Rey Fernando y la Reina Isabel, a quienes los pobladores de Fuenteovejuna respetaban y piden la clemencia justificando el crimen como obra del colectivo, con la famosa frase: “Fuenteovejuna todos a una”.

Confluyen pues en el hecho histórico ocurrido en la Fuenteovejuna de Córdoba una conducta individual, la de los asesinos materiales, el joven novio de la bella Laurencia y el padre de ésta, que tiene una motivación directa de venganza por la violación de su novia e hija por parte del Comendador, junto a la conducta colectiva de un grupo de personas unido ante la tiranía y la injusticia, que frente a ellos ejerce el servidor público, el Comendador de la Orden de Calatrava, representante del poder feudal, y que hace de espaldas al poder de los Reyes Católicos, representantes del nuevo sistema político centralista. Muchos analistas incluso han señalado que tras el pretexto del abuso sexual del Comendador mayor de Calatrava, la rebelión tiene como fondo la lucha del partido de Juana la Beltraneja con los partidarios de Isabel la Católica.

Vemos pues en la historia de la Fuenteovejuna de Córdoba que se ha resaltado el papel del colectivo, y su motivación ideología o política, frente a la del instrumento ejecutor del crimen, el novio y padre de la violada Laurencia. El colectivo usa al individuo para que ejecute el acto desdeñable, el de dar muerte al tirano, y luego asume de modo colectivo el crimen para reclamar el perdón sobre la base de que se trató de un acto de justicia. Algo parecido a eso se da en la conjura para ejecutar uno de los asesinatos políticos más célebres de la historia: el de Julio César.

El asesinato de la presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco, se nos ha  presentado a la opinión pública  como un crimen por venganza de una madre enajenada ante el trato dado a su hija, si bien se nos oculta que hubo un triángulo amoroso previo entre la víctima y el marido de su asesina, según es “Vox populi” en el lugar.

Se nos oculta que la acción homicida, dadas sus circunstancias materiales de cómo se ejecutó, podría haber pasado  a la lista de los crímenes sin resolver, si no hubiera sido que la casualidad puso en el lugar a un policía jubilado que tomaba el sol en la zona. Una prueba del despiste policial inicial fue ponerse a dragar el rio en búsqueda de un arma que nadie vio tirar cuando ya se tenía a la asesina encarcelada.

El crimen estuvo perfectamente planificado, demasiado diría yo, y desde su origen. El lugar, la hora, el modo de ejecutarlo y la frialdad en la huida son propios de un acto  profesional. No se había dejado nada a la improvisación, el arma se recoge y oculta, la huida a pie hacia un vehículo poco sospechoso parece un paseo. El arma comprada con antelación, todavía no se sabe a ciencia cierta por quien, con los números de serie borrados y vaya usted a saber si ya tuvo alguna otra intervención anterior.

Estas previas no son cosas propias de una demente asesina, donde el arrebato es improvisación, que es precisamente lo que se evidencia a la hora de la ejecución, que en vez del certero tiro en la nuca, que no hubiera hecho apenas ruido, se entretiene en soltarle  cinco disparos que sonaron como petardos, según los testigos y llamaron la atención del policía jubilado que luego propicia su detención.

Sabido es que no hay mejor inversión que comprarle a un tonto un lápiz para que vaya a rayar las paredes de  la fachada de la casa de tu odiado vecino. Y sabido era, que se lo decía a todo el que la quería escuchar, que Montserrat se la tenía jurada a Isabel, hasta el punto que esta se había hecho poner un guarda jurado con instrucciones precisas de que no la dejara acercarse a su despacho. Así que creo que es lícito sospechar que pudiera existir en el crimen de León, por acción u omisión, al modo de Fuenteovejuna,  la participación de un grupo de personas con el interés común de la venganza contra quien ejercía un  enorme poder público, de un modo similar al de  don Fernán Gómez de Guzmán,  con un concepto tiránico del poder, y que  “abusa de sus vasallos, vejándoles de cien maneras” , como dice el texto de Lope,  y del que ahora  cuentan, las supuestas víctimas del supuesto nepotismo, de la política asesinada. La prensa  ha dicho de la víctima que tenía “fuerte carácter y su falta de tolerancia con aquellos que discrepaban de sus postulados provocó el abandono de la formación de cientos de militantes, en parte por sus maneras de disolver juntas locales para poner a gente de su confianza”.

Y tal lícita sospecha me nace de que existen demasiadas circunstancias en torno al crimen de León que no han sido ventiladas a la luz pública. Veamos algunas de ellas:

¿Cuál es el móvil? : Se han apresurado las autoridades políticas a decir que fue “un odio irracional de madre e hija hacia la víctima” sin más. La asesina  declaró a los investigadores policiales  que la había asesinado por «inquina personal». Pero ¿cuál es el origen de tal odio? Porque sabido es, hay fotos que lo demuestran, que en el pasado las dos mujeres, asesina y víctima, tenían  una muy buena relación. Y con las informaciones que ahora salen a la luz uno se pregunta si fue la no colocación de la hija de la una, a dedo, en la Diputación, el detonante de tal odio o lo fueron los amoríos de la otra con el marido de la asesina. Es cierto que he leído en la prensa que el origen fue un enfrentamiento profesional de la hija con la presidenta cuando esta quería que se favoreciera a una empresa vinculada con su actual novio y que la negativa de la primera ocasionó el que posteriormente  la segunda no la favoreciera a la hora de darle la colocación. Todo muy al uso en esos lares donde se practica el nepotismo como algo normal y casi obligado, como se hacía antaño con los clientes del cacique del pueblo.

¿Cuál es el origen del arma? : Se dice que la compran a un toxicómano ya fallecido, casualmente, al que pagan con droga, lo que justificaría la tenencia de un medio kilo de hachís encontrado en el ático de la hija. Y más tarde dicen que la policía municipal, amiga de la hija, media en la adquisición de las armas. La historia no parece verosímil por varias razones, la primera ¿por qué razón arriesgarse en el tráfico de drogas si se tiene dinero de curso legal?, ¿es que acaso el supuesto traficante de armas no tenía conocimiento de dónde comprar la droga con el dinero que le darían por las armas?. La segunda razón, ¿por qué guardar en tu casa tal cantidad de droga, es que acaso admiten devolución donde la compras?, si la conservas será para usarla: bien para consumo, bien para tráfico. Lo que abre la interrogante de si la chica del comisario de Astorga traficaba con droga y si lo hacía, desde al menos  un año, como  la policía no lo sabía. ¿Es que no hay servicio de información policial sobre el tráfico de drogas en León? Y además algún amigo me ha sugerido que no es creíble que un policía como el padre de la niña, que había estado destinado en el país vasco, no tuviera más de un arma para uso y protección de su familia, que es algo habitual y comprensible.

¿Por qué no pidió protección policial la política asesinada? ¿O sí la pidió?: Porque sabemos ahora que había contratado una guardia de seguridad privada con  aumento del presupuesto de gastos de la institución que presidía. Parece lógico que supiera que Montserrat se la tenía jurada e incluso que se hubiera dado cuenta de alguno de los cinco confesados intentos anteriores por matarla. Es por ahora una incógnita si llegó, como parece razonable hacer, a telefonear al marido de su asesina para decirle los rumores que corrían por León o si había detectado la presencia de ésta por los alrededores. Nadie en su sano juicio hubiera rechazado, de tenerla, la oportunidad de pedir la protección policial o de un guardaespaldas. ¿Por qué no lo hizo?

Como se puede ver son varias las incógnitas mayores que tiene este crimen, como todos, desdeñable y alguna de las circunstancias hacen pensar que la asesina contó, a sabiendas o no, con la colaboración de más gente, que bien vieron por ella o bien miraron para otro lado, conjurándose tácitamente con la misión  que en su mente enfermiza se había trazado para vengarse de quien para ella era la causa de sus males matrimoniales y de los laborales de su hija.

Por eso es deseable una averiguación precisa de lo ocurrido, para que  no ocurra, como en la historia de la Fuenteovejuna cordobesa, que el crimen quede sin castigo. Que en el caso de León sería posible  al aplicarse a la asesina la eximente completa de demencia, lo que la llevaría a una institución psiquiátrica o a quedar  bajo la custodia de su familia, como la ley prevé para estos casos. Entiendo que habría que escarbar más en esa trama y saber si además de colaboración necesaria, hubo inducción o simplemente se pecó de falta contra la debida diligencia.

¡Vamos! hay que averiguar si alguien le compro al tonto el lápiz cuando hizo mención de que le gustaría rayar la pared del odiado vecino del Palacio de los Guzmanes.

fuenteovejuna2

La nueva caja de pandora y la necesaria esperanza.-

Conocido es el mito de la caja de Pandora, que ésta, desobedeciendo  una orden de Zeus de que jamás debería abrirla, la abre y deja sueltos todos los males que sufre la humanidad. La moraleja de esta historia es precisamente la existencia de la esperanza humana, que personifica la deidad griega de Elpis, quien fue la única que se quedó como antídoto para todos los males humanos liberados por la imprudente Pandora.

Hoy en día en el mundo virtual, que nos rodea cada día más, han surgido, junto a Whatsapp, Line, Telegram, Facebook, Twitter y otras ciento y una utilidades, las llamadas “in-app-purchase” que empiezan a ser consideradas como un mal que aflige a los usuarios virtuales, hasta el punto de esclavizarlos materialmente, según advierten algunos profesionales de la salud.

Pero ¿Qué es el “in-app-purchase”?, pues muy sencillo: te descargas un juego virtual, un juego intuitivo, atractivo, para todos los públicos y supuestamente gratis que además te enganchará, y con el tiempo sentirás una necesidad de conseguir retos que el propio juego te exige y que sólo podrás conseguir, como no podía ser de otra forma, comprando judías mágicas, las alcachofas milenarias, diamantes, monedas de oro o cualquier otra herramienta que te permitirán avanzar y hacer multimillonarios a los inventores del juego.

Para algunos, los desarrolladores de este tipo de juego se han convertido en “el señor que reparte droga en las puertas de los colegios”, porque te enganchan, sobre todo a los más jóvenes, te enseñan la mecánica del juego, y cuando consiguen hacerte un usuario habitual de su granja, o de su tablero o de su campo de batalla, empiezan a ponerte retos casi imposibles para que un día, que estés más estresado, se te agote la paciencia y digas, “pues por solo 70 céntimos me compro 200 alcachofas mágicas, porque  además me regalan 3 diamantes”. Que son precisamente las que permitirán superar ese reto virtual.

La  ciber-adiccion  o adicción a los videojuegos, que es eso que sufren los que  pasan largas horas jugando en sus dispositivos electrónicos sin importarles el tiempo, ni si se alimentaron o asearon, ya es algo conocido. Es una adicción como una droga pero sin sustancia que puede llevar a las personas a estados de fatiga, incomodidad y a fallar en su proceder rutinario, manteniéndoles en tensión constante lo que los puede llevar a cuadros depresivos y/o de ansiedad, tal como ya señalan los especialistas en la salud mental de las personas.

Y sobre esa flaqueza humana se ha creado un enorme negocio, que da a sus desarrolladores y colaboradores necesarios, como el caso de Facebook, multimillonarios  beneficios. Por ejemplo los juegos “freemium” como “Hay Day” y “Clash of Clans” han dado mucho éxito a Supercell, la empresa finlandesa desarrolladora, hasta el punto de haberle  generado uno  ingresos brutos de 2,4 millones de dólares al día en 2013. Ese modelo le permitió a Supercell tener una evolución explosiva: en 2011, cuando empezaron, ganaron 203.000 dólares netos, mientras que el año siguiente, lograron unos beneficio de 105 millones de dólares y el 2013 llegaron a los 178 millones de dólares. Y eso que, según la empresa, solo un 10% de los usuarios de los juegos de Supercell hacen uso de las compras para acelerar el ritmo de los juegos.

Lógicamente uno se pregunta cómo paliar estos modernos males que se esparcen por el mundo virtual sin freno y cuál es la nueva “Elpis”, que sería como el antídoto.

Y creo que la esperanza de como paliar estos efectos está en la historia de un elemental y adictivo juego en 2D creado para smartphones por el desarrollador vietnamita Dong Nguyen que se llama “Flappy Bird”. La creación del desarrollador revolucionó  el mercado de las descargas, incluso, en entrevistas con medios asiáticos, Nguyen  reveló que su obra generaba 50.000 dólares de ingresos publicitarios diarios, vamos, una verdadera mina de oro. Hasta que el juego le quitó al vietnamita la tranquilidad y en un sorpresivo mensaje anunció al mundo que iba a retirar el viral juego y escribió en su cuenta en Twiiter: “Flappy Bird es mi éxito pero también arruinó mi vida sencilla. Ahora lo detesto”.

Este hecho produjo todo tipo de críticas y por otro lado, los fanáticos del juego incluso llegaron a comprar,  a precios desorbitados, los smartphones con el juego previamente instalado gratuitamente. Pero ahora el creador ha decido reponer  el juego pero que éste no sea gratuito y además ha quitado los altos niveles de adicción que tenía el juego.

Para mí las claves del antídoto para estas nuevas plagas están claras: Hay que poner precio a los juegos al momento de las descargas, nada de publicidad engañosa de una gratuidad que luego no lo es. Y además hay que controlar los elementos que puedan producir adicción en los juegos, como poner tiempos máximos de actividad del juego por usuario y día.

Lo siguiente es que las autoridades sanitarias tomen medidas, en defensa de los ciudadanos ante este nuevo tipo de epidemias, invisibles al principio pero dañinas en sus resultados, y controlen sus contenidos adictivos. Bueno, al menos, esa es mi esperanza, en lo que más dudo es en que sean capaces de hacerlo.

Ilkaa y Mikko los fundadores de Supercell

La gran farsa de los “reality show”

Han vuelto a la programación de la  televisión los llamados “reality show”, denominación que recibe un género televisivo en el cual se supone que se  muestra lo que le ocurre a personas reales, en contraposición con las emisiones de ficción donde se muestra lo que le ocurre a personajes ficticios que salen de un guión previo y de un montaje.

La base de estos programas televisivos, entre los cuales actualmente los más populares son “supervivientes” y el recientemente repuesto “MasterChef”, es el ánimo de cotillear que tiene el género humano. Un profesor, Robin Dunbar, de antropología biológica del University College de Londres, asegura que el cotilleo es una actividad universal a la que se entregan hasta las personas más serias y que se ejercita hasta en los lugares más circunspectos.

El logro de estas producciones televisivas es precisamente el presentarse al público como si se tratara de seguir la vida y aventuras de unas personas reales dentro de un contexto preestablecido, que puede ser una isla en  Honduras o un estudio lleno de cocinas. Y conseguir que este público este sentado frente al  televisor durante la emisión de estos programas, que es el objetivo final de la producción televisiva. En el programa de la  Gala Final de la anterior edición de  “ MasterChef”  España tuvo sentados frente al televisor a  5.524.000 espectadores.

Y tal intención, aparentemente inocente, tiene como objetivo real  el conseguir un beneficio económico para los dueños de todo el tinglado que se monta y del que solo se exhibe la parte que interesa para el fin. Que es precisamente lo que resulta ser una farsa, esto es “un enredo, trama o tramoya para aparentar o engañar” (RAE).

Como en cualquier timo en este tipo  programa se parte de engañar a alguien con promesas o esperanzas que son falsas o en el mejor de los casos manipuladas por los productores del programa, mediante una sutil y estudiada trama.

No voy a detenerme en diseccionar  como se efectúa tal  engaño solo advertiré que además de sacarle gran beneficio a los que quieren participar en este tipo de programas, los candidatos , que no cobran un duro, se monta  todo un tinglado , que llaman concurso, a un coste relativamente bajo en comparación con el gran beneficio que produce. Hasta el punto que solo recientemente se ha reconocido el derecho de los participantes en tales concursos a tener un sueldo y cotizar a la seguridad social.

Si quisiera reseñar que como un gran secreto se oculta al público quien es el que está detrás de todo ese negocio. Como por ejemplo pasa en el recientemente vuelto a emitir por la TVE el concurso  “MasterChef”,  que produce Shine Iberia , una empresa del grupo Grupo Shine , con oficinas en Londres y Manchester, propiedad del Keith Rupert Murdoch, millonario americano australiano , famoso por sus matrimonios y por su afición a espiar a todo el mundo.

No quiero parecer que acuso a  los productores de estos programas de ser los malos y los manipuladores de la realidad, aun a pesar de los grandes beneficios que sacan, porque lo cierto es que lo que caracterizan a los programas de “reality show” es precisamente que los personajes que allí aparecen y sus historias, presuntamente tomadas de la vida cotidiana, están perfectamente  teatralizadas y que solo son creíbles si se tiene un cierto grado de papanatismo en el espectador, esto es tener una actitud que consiste en admirar algo o a alguien de manera excesiva, simple y poco crítica.

Sin olvidarnos que los protagonistas de estos programas, que  normalmente se presenta como un ciudadano medio, como gente corriente,  está dispuesto a actuar como una estrella de las pantallas a cambio de hacer pública su vida privada. Estos sujetos, anónimos a la  gran masa, buscan el convertirse en una “estrella”, dado que uno de los efectos del ocupar un espacio  en los medios de comunicación es que esto otorgar un cierto estatus social. Y para ello no dudan en desnudar su cuerpo, su alma y lo que haga falta. Y es que solo se puede ser protagonista de estos programas si antes  te  has  imaginado en tu mente que hay  algo posible o verdadero, cuando es en realidad se trata de una quimera.

Pensar que se trata de la vida real y que nos hemos metido en la vida de esas personas, es la farsa, el engaño en que cae el público espectador que prefiere mucha veces ignorar que en definitiva,  como dice una Sentencia de la Sala de los Social del Tribunal Superior de Justicia de Madrid,   que considero que tales concursantes son en realidad trabajadores o actores, que  “ si bien es cierto que la prestación de la trabajadora no puede considerarse como arte, no lo es menos que, al ser introducida en un recinto cerrado con otras personas contratadas para el mismo fin, actuaba en cierta medida teatralmente, ya que adoptaba un rol determinado, respondiendo sin duda a la personalidad que el director o el productor del programa había buscado al seleccionarla, con el fin de que se dieran situaciones o conflictos que ganasen audiencia, interactuando, representándose a sí misma como si de un personaje teatral se tratara, atendiendo a esos criterios directores, en un contexto artificiosamente creado en el que se introdujeron otros personajes, seleccionados igualmente cada uno de ellos por su propios rasgos de personalidad, con el fin de obtener un determinado resultado, predeterminado, aun cuando no de forma precisa o ni siquiera escrita, por una especie de guión, porque se podían, sin duda, prever las situaciones que iban producirse partiendo de las características de las personas seleccionadas y de que cada una iba a adoptar el papel que se esperaba de ellos actuando en tal forma y, siempre, condicionados por la observación permanente por parte de la cámara de televisión para la posterior exhibición al público en general, de manera que ninguno de los actores se mostraba de forma natural y espontánea como en la vida real, sino en con la impostura previamente buscada por el director, con la mezcla de los diferentes personajes y la expectativa creada en todos ellos para que se mostraran de la forma que considerasen iban a resultar más atractivos para los televidentes, siendo tal actuación la que se presentaba como un espectáculo” .

Así pues preparémonos sin disimulo a contemplar lo que nos venden como realidad con los ojos de ver una farsa, pues de eso en definitiva se trata y por ello cojamos lo que allí se dice o hace como parte de un magistral espectáculo.

Rupert Murdoch y novia

Rupert Murdoch y su última novia “

Y ahora toca: “de perdidos al río”

Es conocido el aforismo de que cuando las cosas van mal la salida puede ser tan drástica como tirarse a un río.

Y esta solución, la de quedar como tonta, que es como tirarse al río, es la que el carísimo despacho de abogados del “padre” de la Constitución Sr. Roca le han encontrado a la infanta para sacarla de ser imputada en el caso Noos.

Porque ahora se trata de no recurrir el auto de la imputación de la infanta, como es lógico y normal. A continuación, irse a ver al juez don José Castro alias “el justiciero” y contarle que ella es una mujer enamorada y que firmaba como toda esposa española sumisa lo que le pedía su marido.

Con esta nueva estrategia de la infanta tengo la impresión de que, más que en el Código Penal, la defensa de la infanta encuentra en “las 50 sombras de Grey”, la fuente de sus argumentos.

Vamos a ver señores letrados, seamos serios, si resulta que la esposa del socio de Iñaki está imputada por menos motivos, es lógico que la infanta Cristina que tomaba según dicen dineros de procedencia pública para sus “intrascendentes” gastos personales, también lo esté.

Es que ¿realmente se creen que ese argumento exculpatorio de la sumisión a su marido que ahora dicen la va a salvar del banquillo?

Yo entiendo que el monarca esté cabreado con el yerno y que sus asesores le digan que pierde predicamento entre el populacho con ese “intrascendente” desliz de pedir dinero público por dar la cara, que era en definitiva lo que vendía el gentil Iñaki. Y por eso ha llamado a palacio a su hija, mandándola que se “tire al río” y de parecer que es sumisa de su marido.

Y entiendo (aunque no comparto) que el monarca reinante no quiere jubilarse y menos que lo jubilen por causa de su hija que es lo que dicen las encuestas, donde cada día ganan más adeptos los partidarios de ceder su puesto a su hijo,  porque cuando se vive de ser una entelequia política, dejar de serlo debe ser duro.

Ahora bien no estoy nada conforme con la estrategia de hacer una víctima del amor a la infanta, que de sumisa no tiene nada, pues por algo fue educada en los mejores colegios, con los dineros públicos asignados a la institución real, pues tiene incluso asignado personal de la casa real para supervisar sus actos, como un secretario, y tiene trabajo propio e independiente de su marido, del cual no conocemos, por cierto, otro oficio que el ser un figurón.

Otra opinión tendría si como consecuencia de todo este lío del Noos, hubiera dado la infanta puerta al ex balonmanista por haberla engañado y comprometido en su negocio, de pingües beneficios, del figuroneo.

De seguir por estos derroteros mucho me temo que los defensores de la infanta acabarán en la TV, en algún programa de actualidad, explicando sus argumentos en compañía del juez Elpidio Silva como contertulio llevándoles la contra.

iñaki y cristina