En espera

En estos días de transición, larga e increíble transición, hemos de tener todavía consejos de ministros, en funciones, donde se les arreglas a los amigos su futuro, en pago de los favores recibidos o pagados, sus cosas. Pues podemos ver como la panda de los salientes, en general, están buscando colocarse, algunos como dicen que ha hecho Elena Salgado, incluso se han ido a la cuenta de los presupuestos hacer una entrevista de trabajo de cara a cubrir esos los tres años que le falta para la jubilación, que ella si podrá hacer a los 65 años.

Ya he dicho en este lugar que son 3.000 más o menos los cargos de libre designación que tiene que colocarse antes de que venga los nuevos inquilinos al Palacio de la Moncloa. Y eso puede ser en algunos caso una autentica tragedia, ya que las gobiernos autonómicos ya no son “pesebres” del partido, partido que carece de líder y discurso, corriendo el peligro que se fragmente todavía más en su próximo congreso, donde además puede que salga un nuevo líder al modo “peronista” .

Pues no olvidemos que la supervivencia de los “políticos profesionales” del partido socialistas pasa por volver a la agitación en la calle y para eso necesita un nuevo mensaje que atraiga a los votantes perdidos y el mismo solo lo van a encontrar rescatando  la ideología marxista  y llamando otra vez a la lucha del proletariado contra  el capital, representado ahora  por la banca y los mercados, siendo esto último una entelequia que no se acaba de entender.

Lo cierto es que la política de Rajoy, hasta  ahora un gran secreto, tiene que conocerse lo más pronto posible pues la economía domestica no resiste hasta después de Reyes, que es la fecha en que al parecer ha puesto en su agenda el ex registrador de la propiedad para dar a conocer sus formulas para salir de la actual situación de crisis y deflación.

Es bochornoso que quienes han arruinado la econcomía española se puedan ir de rositas que se dice, en el caso de José Luis con 145.000 euros anuales de sueldo fijo mas chofer, secretaria y escolta de por vida y a nuestra cuenta.

Mientras en la “D.E.” (Desunión Europea) los países contribuyentes al Banco Central Europeo lucha por mantener la moneda única en la llamada “euro zona”, que no son todos los que están en ella miembros de la Unión Europa ni todos los miembros de la misma están en la misma. Esto último se entiende si se ve este mapa.

En azul oscuro todos los territorios donde se usa el euro como moneda y en azul claro todos los países de la unión europea que no usan el euro.

España contribuye al Banco Central Europeo con el 10, 90 de su capital, por lo tanto su importancia en el mismo es relativa y una eventual salida del sistema del euro sería posible, con un elevado coste económico quizás para nuestros bancos, que seguramente impondrían una fórmula similar al “corralito argentino pero que  permitiría al gobierno español recuperar el tener  “CECA” propia e independiente y con ello la máquina de hacer dinero.  Volver al sistema franquista de las devaluaciones para combatir las crisis económicas es una posibilidad que los socialistas dicen guardaban como solución mágica en caso de un eventual gobierno de Alfredo Pérez, pues hay quien afirma haber visto los informes que el ínclito José Luis mando se le hieran sobre esa posibilidad de que abandonáramos el euro como moneda y volveríamos a una nueva peseta devaluada.

La política del Partido Popular ha apostado por el Euro, aunque ya haya recibido la primera “bocetada” al racharse por los demás miembros fuertes, Alemania, Francia e Italia, el posible veto español a la política del uso del llamado fondo de rescate, ese que se usa para comprar la deuda soberana, la emiten los países europeos para llegar al final del mes y pagar sus “gastos corrientes”.

Por lo tanto solo si se consigue rebajar la tasa de desempleo, creando empleo y estimulando el consumo, saliendo de la deflación, podremos seguir en el sistema monetario del Euros, es importante que las medidas que proponga el Partido Popular se pongan en marcha lo más rápidamente posible, porque ya sonaría a coña que al final de su mandato, dentro de cuatro años, tenga que decirnos Mariano que la solución es volver al sistema que usaban los generales romano para financiar sus campañas bélicas, esto es tener “ceca” propia y hacer dinero como rosquillas. Por cierto es el mismo que usan los «señores de la guerra» en Alfganistan.

Y es que al final va resultar que «tanto monta, monta tanto» Mariano como Alfredo

 

 

Dejar un comentario?

0 Comentarios.

Deje un comentario


NOTA - Puede usar estosHTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>