Cascos: ¿el principio del fin de Rajoy?

Creo que hay que poner un poco de atención en lo que está ocurriendo en el PP asturiano, donde Álvarez Cascos  ha dando un sonado portazo e insinúa el presentar una alternativa localista, no podría ser calificada de otra manera, a la presidencia de la comunidad autónoma.
Desde fuera se podría pensar que se trata de una pelea domestica en la partidocracia asturiana, en cuya comunidad autónoma   gobierna el PSOE en coalición con Izquierda Unida, y  donde las siglas, hasta ahora, habían atraído los votos de los asturianos de derechas a favor del P.P. , que aspira a conseguir  cinco escaños más en las próximas elecciones para hacerse con la mayoría que le daría las llaves de esa comunidad autónoma.
Pero ahora las cosas pueden ser más complicadas, si Cascos se presenta como alternativa a él P.P. oficialista y por su frase:
La indignación como desahogo es ineficaz. La acción como respuesta es lo único
Parece ser que lleva esa derrota (en términos marineros= rumbo)
Si Cascos se consolida como alternativa al PP asturiano, al que ha puesto el san Benito de ser la voz de su amo, esto es la de Rajoy, y el PP no saca la ansiada mayoría absoluta, por la lógica división del electorado, mi paisano debería de poner sus barbas a remojar, pues la rebelión a bordo va ser de motín carcelario, que espero no precise que vuelvan a tener que recurrir a mi paisano Don Manuel como en tiempos del tío materno de Eugenia Silva.
La falta de democracia interna es sin duda el cáncer de los partidos políticos y Mariano Rajoy no es un líder dentro de su partido, pues le falta eso que se llama “tirón” popular. Hasta ahora, como dueño del aparato del partido, ha hecho a su antojo, pero claro ahora en el caso de Casos se ha olvidado de un principio básico de la partidocracia cual es que hay que respectar a los caciques locales, que son los que aportan los votos locales, más que las propias siglas, que es la marca sobre la que funciona el negocio político de todos.
Esto de los partidos políticos no es como una franquicia, que el franquiciado debe de doblar la espalada frente a lo que dice el franquiciador, que es el dueño de la marca.
Y algo que no entiende Mariano es que la unidad no se obtiene por imposición desde arriba sino por convencimiento de los de abajo con el de arriba.
Fíjate tu por donde si ahora que todo parecía indicar que la carrera por la Moncloa estaba ganada se pega un tropiezo en Asturias y se pierden los apoyos necesarios, puede que incluso puede pasar que se cuestione su liderazgo de cabeza de cartel y ya se sabe que para sustituirlo la espe esta con la maleta lista para ese viaje.
Dejar un comentario?

0 Comentarios.

Deje un comentario


NOTA - Puede usar estosHTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>